Público
Público

El COI escoge las finalistas para los JJ.00. de Invierno 2018 entre Annecy, Múnich y PyeongChang

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Comisión Ejecutiva del COI escogerá mañana las candidatas finalistas para organizar los Juegos de Invierno de 2018 entre el reducido grupo de aspirantes que forman la francesa Annecy, la alemana Múnich y la surcoreana PyeongChang.

La crisis económica ha hecho mella en las apetencias olímpicas de muchas ciudades y si hace cuatro años fueron siete -la española Jaca entre ellas- las candidaturas que comenzaron la carrera por los Juegos de 2014, esta vez sólo tres se han atrevido a dar un paso que implica una inversión no menor a los 1.000 millones de dólares.

Ante esta escasez, y dado que las tres aspirantes provienen de potencias deportivas y económicas de probada solvencia, la duda es si el COI se tomará la molestia de eliminar mañana a alguna o, por el contrario, dejará que todas ellas pasen a la elección final del próximo año en Durban (Sudáfrica).

Reducir la lista a sólo dos candidatas quitaría mucha emoción a la votación definitiva, que necesariamente quedaría limitada a una única ronda, sin los peligrosos descartes de las sucesivas eliminaciones.

Si el COI decide hacer un corte y dejar mañana fuera a alguna de las tres, todo indica que la perjudicada sería una de las dos europeas, Múnich o Annecy. PyeongChang aspira por tercera vez consecutiva a los Juegos y en las dos ocasiones anteriores se quedó tan cerca de la victoria (a tres votos para 2010 y a cuatro para 2014) que nadie podría decirle sin mentir que no está preparada para organizar unos Juegos.

De hecho, su excelente currículum como candidata olímpica convierte a la ciudad surcoreana en favorita para la elección final.

PyeongChang ofrece al COI unos Juegos repartidos en dos núcleos. En Alpensia, una estación de esquí de nueva construcción, se disputarían las pruebas de nieve y en Gangneung, en la costa, las de hielo. Cada zona tendría su propia Villa Olímpica.

Faltan por construir seis instalaciones, mientras que otras siete ya están disponibles.

El apoyo popular ronda el 93% y las administraciones garantizan el gasto y la cobertura de posibles pérdidas ante un presupuesto de 443 millones de dólares para construcción y casi 700 para mejoras en el transporte. Un posible inconveniente es que el aeropuerto base, Incheon, está a 240 kilómetros.

Annecy figura en parecidos números en cuanto a presupuesto y también propone dos zonas de competición -la propia ciudad y el área del Mont Blanc-, con sendas Villas. Para algunos deportes -bobsleigh, luge- se utilizarán las instalaciones que ya se emplearon en 1992 durante los Juegos de Albertville, en La Plagne.

El respaldo de la población alcanza el 81%, según los sondeos de la propia candidatura.

Múnich pide al COI la oportunidad histórica de convertirse en la primera ciudad organizadora de unos Juegos de Verano (1972) y de Invierno. El 75,5% de los residentes apoya la idea.

El Parque de Hielo de la ciudad y el Parque de Nieve de Garmisch-Partenkirchen se repartirían las quince instalaciones propuestas, ocho de ellas ya existentes, y las dos Villas.

El presupuesto muniqués es similar al de sus rivales: 331 millones para construcción y 743 para mejoras en la red de transporte.

La Comisión Ejecutiva del COI tomará una decisión sobre las finalistas durante la mañana del martes en la sede del organismo en Lausana (Suiza). El proceso tiene cierto interés para España, pues Barcelona y Zaragoza están interesadas en pedir los Juegos de Invierno de 2022 y los antecedentes dicen que les favorecería la victoria final de una candidata no europea, léase PyeongChang.

La Ejecutiva que preside el belga Jacques Rogge prolongará sus sesiones de trabajo hasta el miércoles para, entre otros asuntos, pasar revista a las tareas de organización de futuros Juegos.