Público
Público

Colas de hasta siete horas para dar el último adiós al patriarca Alexis II

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Más de 10.000 personas se acercaron anoche a la Catedral moscovita de Cristo Salvador y guardaron cola durante hasta siete horas para dar el último adiós al líder de los ortodoxos rusos, Alexis II, fallecido el pasado viernes a los 79 años de edad.

La gente entraba en la catedral en una cola interminable, que no cesaba de aumentar entrada la noche, y entre la que había muchos jóvenes y niños, según las agencias.

Dentro del mismo templo, la zona en la que se encuentra instalada la capilla ardiente está literalmente inundada de flores, sobre todo rosas y crisantemos, y reina una atmósfera muy emotiva: a pesar de la inmensa multitud, todo está en silencio y muchos lloran, incluso los agentes de las fuerzas de seguridad.

Al llegar a la cabecera del féretro, la gente se santigua, hace una profunda reverencia y la mayoría deposita un ramo de flores.

Algunas decenas de personas que llegaron ayer por la tarde a la catedral se quedaron toda la noche para rezar junto al féretro del líder ortodoxo y participar después en la liturgia de la mañana, oficiada por los miembros del Santo Sínodo, encabezada por el lugarteniente del patriarcado, el metropolita Kiril.

"La ceremonia de despedida transcurre sin incidentes. Como siempre, hemos reforzado la seguridad alrededor del templo", indicó un portavoz de la policía, quien agregó que unos 200 agentes "se encargan de evitar las aglomeraciones y velar por la seguridad y el orden en el propio recinto de la catedral".

El acceso a la capilla ardiente estará permitido las 24 horas del día hasta el próximo martes, cuando los restos mortales de Alexis II recibirán sepultura en la Catedral de la Epifanía Yelójovski, donde también descansan las reliquias de su patrón celestial, San Alexis, y de uno de sus antecesores, el patriarca Sergio Stragorodski.

En tanto, el presidente de Rusia, Dmitri Medvédev, firmó un decreto según el cual tanto las instituciones culturales como las emisoras de radio y canales de televisión deberán suprimir sus programas de entretenimiento el día del entierro.

En el documento, el jefe del Kremlin dispone también que el Gobierno y los órganos del Estado colaborarán con el Patriarcado de Moscú en la organización del sepelio del máximo jerarca de la Iglesia Ortodoxa Rusa (IOR), que tendrá lugar el martes a las 13.00 horas (10.00 GMT).

El Santo Sínodo, que se reunió la víspera con carácter de urgencia para elegir al lugarteniente del patriarcado, fijará el miércoles que viene la fecha en la que tendrá lugar el Concilio Local, durante el que será elegido el decimosexto patriarca de la IOR.

Según los estatutos, la elección del nuevo patriarca debe llevarse a cabo en el plazo de seis meses, es decir, como más tarde, hasta junio del año que viene.