Público
Público

Colombia, Perú y Ecuador avanzan hacia un acuerdo comercial con la UE

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Colombia, Perú y Ecuador han comenzado a preparar la apertura de negociaciones para la firma de un tratado comercial con la Unión Europea (UE), proceso en el que no participará Bolivia mientras se deje la puerta abierta a los pactos bilaterales.

Sendas delegaciones técnicas de esos tres países abordaron hoy con funcionarios de la Comisión Europea (CE), el órgano comunitario encargado de las relaciones comerciales con la Comunidad Andina de Naciones (CAN), las modalidades de las negociaciones.

Mañana, segunda y última jornada prevista de conversaciones preliminares, las discusiones girarán en torno al acceso a los mercados, indicaron a Efe fuentes diplomáticas, que aseguraron además que los negociadores están "avanzando".

Ecuador, cuya posición ha sido ambigua hasta el momento, ha manifestado su preferencia por que las negociaciones se realicen "de bloque a bloque", aunque si eso no es posible por falta de consenso en la CAN, está dispuesto a trabajar en un tratado bilateral.

Según señaló ayer el canciller ecuatoriano, Fander Falconí, el país apostará por un "tratado de comercio para el desarrollo" más que por un tratado de libre comercio.

Colombia y Perú, por su parte, defienden mayor velocidad en las negociaciones y han insistido en que cada país tenga libertad para avanzar sin tener que esperar un consenso en el seno del grupo.

Perú ha enviado a Bruselas al director nacional de Integración y Negociaciones Comerciales Internacionales, Eduardo Brandes, mientras que del lado colombiano asiste el negociador internacional del Ministerio de Comercio, Santiago Pardo.

Bolivia, que sigue manteniendo la esperanza de volver a las conversaciones "de bloque a bloque", es el único socio andino que ha rechazado totalmente cualquier acuerdo bilateral.

En una intervención hoy ante el Congreso, el presidente boliviano, Evo Morales, afirmó que la UE "comete un grave error" al emprender negociaciones para un tratado comercial de forma bilateral y no con el conjunto de la CAN como región.

"Es una pena que los promotores de los procesos de integración no sean consecuentes con sus principios y antepongan sus intereses comerciales a la necesidad de integración de nuestros pueblos", afirmó Morales ante los parlamentarios bolivianos.

En una carta dirigida esta semana al presidente de la CE, el portugués José Manuel Durão Barroso, el dirigente boliviano ya advirtió de que negociar bilateralmente "debilita seriamente" el proceso de integración andina.

El pasado lunes los gobiernos de la UE modificaron el mandato de la Comisión Europea para negociar un acuerdo de asociación con la CAN.

En concreto, dieron vía libre a la posibilidad de pactar bilateralmente con sus miembros un tratado comercial, a la vez que aprobaron incrementar el diálogo político y la cooperación -los otros dos pilares del futuro acuerdo de asociación- con el conjunto de la región.

De esta manera, se dio luz verde definitivamente a la propuesta que la Comisión Europea hizo en noviembre pasado de dar un "nuevo enfoque" al proceso y avanzar con los países "interesados" y "comprometidos a negociaciones ambiciosas, globales y compatibles con las reglas de la Organización Mundial del Comercio".

La negociación de un acuerdo comercial "de bloque a bloque" entre la CAN y la UE no ha prosperado debido a las discrepancias surgidas en el seno del grupo andino sobre la forma de encarar la asociación en temas como la propiedad intelectual, los servicios, las compras públicas y la competencia.

Estos días son claves para las relaciones comerciales de la Unión Europea, que la semana que viene celebra también en Bruselas la VI ronda de negociaciones con los países de América Central para alcanzar un acuerdo de asociación.

Las conversaciones con los centroamericanos son las más avanzadas que la UE tiene abiertas en estos momentos y, según sus cálculos, podrían concluirse este año.