Público
Público

El Combate de El Bodón, hace hoy 200 años, se revive en el oeste salmantino

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La localidad de El Bodón, junto con el municipio de Fuenteguinaldo, revive hoy el combate que mantuvieron las tropas de Wellington (Inglaterra) y Marmont (Francia) el 25 de septiembre de 1811, que obligó a los aliados a refugiarse en los pueblos portugueses de la frontera.

Recreadores españoles y portugueses han mostrado al público cómo fue este enfrentamiento bélico, en la zona de El Cordel de El Bodón, donde las tropas de infantería inglesas fueron determinantes para que Wellington no fuera capturado por el Ejército Imperial de Napoleón, según ha explicado hoy a EFE el historiador salmantino José Ramón Cid Cebrián.

Wellington, desde agosto de 1810, tenía su cuartel general en una casa palaciega que aún se conserva en la Plaza Mayor de Fuenteguinaldo y los franceses habían hecho suya la plaza de Ciudad Rodrigo, tras el asedio de julio de 1810.

En el avance francés hacia Portugal, Wellington tuvo que huir con su ejército de caballería al pueblo de La Freineda (Portugal), rayano con la provincia de Salamanca, tras El Combate de El Bodón.

La historia de este combate ha tenido especial relevancia en los archivos de Inglaterra y Francia, ya que la indecisión del mariscal Marmont, el 25 de septiembre de 1811, posibilitó la huida inglesa, ante la inferioridad de efectivos.

Cuando los 60.000 hombres franceses deciden tomar Fuenteguinaldo dos días después, el 27 de septiembre, las tropas aliadas, con unos 14.000 efectivos, ya habían escapado hacia Portugal, por lo que Marmont sólo pudo proceder al saqueo del pueblo de Fuenteguinaldo, sin lograr el objetivo de derrotar a Wellington.

Para conmemorar esta efeméride bélica, los pueblos de El Bodón y Fuenteguinaldo han organizado entre ayer y hoy una serie de recreaciones históricas y se ha descubierto un monolito en el lugar del combate, para inmortalizar el acontecimiento histórico, que fue uno de los puntos de inflexión en la conquista napoleónica de la península Ibérica.

Semanas después del combate, Wellington regresa en noviembre de 1811 a su cuartel general de Fuenteguinaldo, desde donde planeó la toma de Ciudad Rodrigo, que será recuperada por las tropas aliadas el 19 de enero de 1812.

Este día fue el comienzo de la retirada Napoleónica de España, tras encadenar una serie de derrotas consecutivas.

Una de las más sonadas tuvo lugar el 22 de julio de 1812 en la Batalla de Arapiles (Salamanca).

La presencia de las tropas inglesas ha tenido mucho calado en estos dos pueblos salmantinos, hasta tal punto que en el escudo de Fuenteguinaldo hay una tienda de campaña en recuerdo del Cuartel que tuvo Wellington en este pueblo.

Después de devolver la ciudad de Miróbriga a los españoles, Wellington fue nombrado duque de Ciudad Rodrigo, un título que aún ostenta uno de sus descendientes.

En otra localidad del oeste salmantino, en Espeja, para conmemorar el Bicentenario de la Guerra de la Independencia, se ha traducido al castellano el libro del general inglés Mckinon, enterrado en este pueblo, y que lleva por título "Diario de Mckinon".

La traducción la ha realizado el historiador Miguel Ángel Martín Mas y está ilustrado por el artista de Espeja Jerónimo Prieto.

Además, en Fuenteguinaldo se ha celebrado hoy un encierro a caballo y una capea, en recuerdo de la corrida de toros que el guerrillero Julián Sánchez "El Charro" ofreció a Wellington en Fuenteguinaldo el mes de junio de 1811.

Los caballistas del encierro han acudido ataviados con el traje propio de los lanceros.