Público
Público

Comer más frutas y vegetales reduce el riesgo de cáncer de pecho

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Algunas sobrevivientes de cáncer demama que aumentaron el consumo de frutas y vegetales por encimade lo recomendado actualmente en Estados Unidos lograrondisminuir casi un tercio su riesgo de volver a desarrollar untumor, según indicó un nuevo estudio.

El hallazgo sólo benefició a las mujeres que no teníansofocos después de someterse a la terapia contra el cáncer,dijeron los investigadores, lo que sugiere que las frutas yvegetales actúan sobre la hormona estrógeno.

El análisis de los científicos sugiere que este beneficiodependería de cada paciente individual, según señala elartículo publicado en Journal of Clinical Oncology.

"Las mujeres con cáncer de mama en estadio inicial quepadecen sofocos tienen una mejor supervivencia y menores tasasde recurrencia que aquellas que no los tienen", señaló EllenGold, de la University of California en Davis, quien ayudó adirigir el estudio.

Varias investigaciones demostraron esto. Y este estudiomostró que las mujeres que tenían sofocos luego del tratamientopara el cáncer de pecho tenían menores niveles de estrógeno quelas pacientes que no presentaban ese síntoma.

Como el estrógeno genera la forma más común de cáncer demama, esto sugiere que comer una cantidad de frutas y vegetalesmayor a las cinco porciones recomendadas por el Gobiernoestadounidense reduciría los niveles dañinos de estrógeno enlas sobrevivientes de cáncer, indicaron los autores.

"Al parecer, un patrón alimenticio rico en frutas,vegetales y fibra, que ha demostrado disminuir los niveles deestrógeno en circulación, sólo sería importante entre lasmujeres con niveles de estrógeno por encima de cierto umbral",dijo John Pierce, de la University of California en San Diego.

Los expertos analizaron a 3.000 pacientes con un promediode 53 años, a la mitad de las cuales se les pidió que consuman10 porciones de fruta y vegetales al día y que coman más fibray menos grasa de la indicada por el Gobierno.

"Comparamos al grupo de intervención alimenticia con unacohorte que recibió cinco (porciones de frutas y vegetales) pordía, según las guías", escribió el equipo.

El 30 por ciento de las 3.000 mujeres sobrevivientes delcáncer de pecho indicó que no había padecido sofocos, un efectocolateral común del tratamiento tumoral.

Los investigadores hallaron que en esas participantes sóloel 16 por ciento de las que habían aumentado la ingesta defrutas y vegetales tenía recurrencia tumoral después de sieteaños, comparado con el 23 por ciento de aquellas que cumplieroncon las guías recomendadas por el Gobierno.