Público
Público

Comienza el pleno de Arrasate en un salón repleto y con mucha tensión

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El pleno del Ayuntamiento de Arrasate (Guipúzcoa), en el que se va a debatir la moción del PSE/EE y el PNV en la que se exige la dimisión de los ediles que no condenen la violencia, ha comenzado a las 19:00 horas, en un ambiente de gran tensión y con la sala repleta de público.

Dirigentes socialistas como Rodolfo Ares, Jesús Eguiguren o Rafaela Romero y populares como María José Usandizaga, Iñigo Arcauz y Carlos Sancho han acudido a este pleno, en el que también se encuentran dirigentes abertzales como el ex edil de Batasuna Josetxo Ibazeta, junto a numerosos radicales que portan pancartas a favor de la independencia y otras con lemas como "No al fraude", algunas de las cuales están firmadas por ANV.

Fuentes socialistas han precisado que primero se votará la denominada "moción ética" que suscriben el PSE/EE y el PNV, cuya aprobación depende de la postura que adopten los tres ediles de EB-Zutik.

Si logra los votos suficientes para prosperar, decaerían las mociones alternativas que pretenden defender Aralar y ANV, que gobierna en minoría este consistorio, ya que cuenta con 7 de los 21 ediles de la corporación.

Posteriormente se debatirá la moción del PP y, si es rechazada, el PSE/EE presentará otro texto alternativo que es idéntico a la "moción ética" conjunta que presenta con el PNV, pero que añade un último párrafo en el que propone formalizar una moción de censura al término de este mismo pleno.

Antes de que comenzara la sesión plenaria, más de un centenar de simpatizantes de la izquierda abertzale se concentraron en silencio en el exterior del Ayuntamiento, con pancartas en las que se leía "La voluntad ciudadana. No al fraude", "Arrasate euskaldún, de izquierdas y abertzale", "Independencia" o "En favor de los derechos de Euskal Herria".

Hacia las 18:50 horas, agentes de la Ertzaintza llegaron a la plaza consistorial y se colocaron frente a los manifestantes, algunos de los cuales ya habían accedido al interior del Ayuntamiento.