Público
Público

La comisión verificadora dice que "no hay un clima de ultimátum" entre las partes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión de Verificación del Acuerdo Tegucigalpa-San José, que establece el día de hoy como el último para instalar un Gobierno de Unidad en Honduras, aseguró que no hay un "clima de ultimátum" entre las partes para lograr ese objetivo y no descartó trabajar hasta mañana, viernes.

"No hay clima mutuo de ultimátum. Hay una fecha de hoy, pero también seguimos conversando con todas las partes", afirmó Octavio Bordón, uno de los dos representantes en la comisión del secretario general de la Organización de Estados Americanos (OEA), en declaraciones a Radio Globo.

Pese a que el plazo concluye en principio a la medianoche, hora local (06.00 GMT), "estamos trabajando hasta las doce y si es necesario trabajar toda la noche y mañana, seguimos trabajando", añadió.

Bordón hizo estas afirmaciones después de haberse reunido con el presidente depuesto, Manuel Zelaya, en la embajada de Brasil, donde permanece desde el 21 de septiembre, y de que el Gobierno de facto hubiese presentado su renuncia ante su presidente, Roberto Micheletti.

El cumplimiento del acuerdo referido a la instalación de Gabinete de Unidad está en riesgo ante la pretensión tanto del presidente depuesto como del de facto de encabezarlo.

Zelaya ha exigido que el Congreso, a quien el Acuerdo Tegucigalpa-San José deja la decisión sobre su restitución, emitiera un dictamen antes de cumplirse el plazo para el Ejecutivo de integración, pero el Legislativo ni siquiera ha convocado al pleno para discutir el asunto.

"Nosotros estamos acá para ayudar a superar las encrucijadas", dijo Bordón, quien explicó que se disponían a reunirse con el representante de Micheletti en la Comisión de Verificación, Arturo Corrales.

Hay otro aspecto del pacto sobre el que ambas partes discrepan: si el documento obliga a Zelaya a aceptar una decisión del Congreso en contra de su restauración en el poder.

"Nosotros nos vamos a atener (...) no solamente a la letra del Acuerdo Tegucigalpa-San José, sino como dice el propio acuerdo, al espíritu (del Acuerdo) de San José y a la Carta Democrática de la Organización de Estados Americanos", señaló Bordón.