Público
Público

Competencia inspecciona a las petroleras por pactar precios

Las empresas podrían recibir una multa equivalente al 10% de su facturación en 2012 por conductas anticompetitivas consideradas "muy graves"

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Comisión Nacional de Competencia (CNC) ha llevado a cabo inspecciones en varias compañías petroleras y en una asociación sectorial ante la sospecha de una posible coordinación en materia de precios y condiciones comerciales en la distribución de combustible de automoción en estaciones de servicio. Competencia recuerda en un comunicado que las inspecciones constituyen un paso preliminar en el proceso de investigación y que en caso de acreditarse algún indicio procedería a abrir un expediente.

Según ha indicado este miércoles el organismo presidido por Joaquín García Bernaldo de Quirós, que no detalla los nombres de las compañías, las inspecciones se han realizado los días 27 y 28 de mayo. No obstante, indica que este tipo de conductas anticompetitivas se consideran infracciones 'muy graves', que podrían suponer una multa de hasta el 10% del volumen de negocios total de las empresas infractoras en el ejercicio anterior al de la multa.

Repsol no realizó comentarios al informe, mientras que un portavoz de Cepsa se limitó a decir que no habían sido objeto de una inspección en sus oficinas de representantes de la CNC.

La CNC indica además que este sector ha sido 'recurrentemente objeto' de interés por parte de la autoridad de competencia española, que ha venido realizando un 'seguimiento constante del mismo, producto del cual se han emitido una serie de informes en los que la CNC ha puesto de manifiesto el problema de la falta de competencia, tras constatar un incremento significativo en el precio de los carburantes', en un contexto de niveles generales de precios minoristas (antes de impuestos) más elevados que los registrados en otros países del entorno.

Competencia también recuerda que la Comisión Nacional de Energía (CNE) se ha hecho eco en sus informes de supervisión del alineamiento general de los precios de venta al público de los combustibles de automoción. Junto a esto, la CNE ha abierto una investigación para determinar la causa del denominado efecto lunes, día en que las estaciones de servicio bajan los precios ya que es cuando se recogen los datos para las estadísticas, y vuelven a subirlos los martes. La patronal del sector, la Asociación de Operadores de Productos Petrolíferos (AOP), rechazó que las compañías hubieran incrementado los márgenes y achacó el sobreprecio contenido en el informe de la CNE a la eliminación de las bonificaciones fiscales a los carburantes.

Las inspecciones de Competencia siguen a las realizadas por la Comisión Europea hace un par de semanas en diversas multinacionales. En este caso, Bruselas sospecha que grandes compañías están falseando la información que remiten a los operadores independientes que elaboran los precios de referencia para el sector a nivel continental.

Desde el pasado mes de septiembre, el Gobierno mantiene una particular cruzada contra los operadores de productos petrolíferos, a los que acusa de obtener márgenes demasiado elevados con la venta de gasolina y gasóleo en el mercado español, lo que afecta a la inflación por el fuerte peso de la energía en la composición del IPC. Aunque la inflación parece actualmente controlada, el Gobierno lanzó en febrero una serie de medidas para incrementar la competencia en el sector e intentar reducir los márgenes de los operadores, a los que acusa de estar entre los más altos de Europa.

Las medidas ideadas por el ministerio de Industria consisten en reducir la duración de los contratos de abanderamiento (acuerdos entre los operadores y las estaciones de servicio) y agilizar la apertura de gasolineras en centros comerciales y espacios industriales, aunque están todavía en fase de tramitación y no han sido implementadas.