Público
Público

Las comunidades ajustarán el copago a la Dependencia

El Consejo Territorial también votará la semana que viene la acreditación de centros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Si las negociaciones no se quiebran, la semana que viene podrían aprobarse los requisitos mínimos para la acreditación de centros y el copago, dos de los aspectos clave de la Ley de Dependencia que, casi dos años después de su entrada en vigor, aún están por desarrollar.

La semana que viene (posiblemente, el jueves 27) Ministerio y comunidades se reunirán para firmar un acuerdo sobre la acreditación de centros y un texto unificado del futuro decreto que deberá determinar el copago, es decir, en qué medida los beneficiarios del sistema contribuyen a él. El texto da margen de maniobra a las comunidades para que lo adecuen a sus necesidades.

Pura García, la representante de CCOO en el Comité Consultivo de Dependencia –formado, entre otros, por representantes del Ministerio de Política Social, sindicatos, empresarios del sector y asociaciones de dependientes– es optimista en cuanto al acuerdo sobre acreditación de centros, cerrado desde hace semanas.

Lo que critica, después de conocer más detalles en la reunión del Comité de ayer, es que el copago salga adelante a costa de dejar manga ancha a las comunidades para que lo ajusten a su antojo. La ley de Dependencia persigue la equidad territorial. Según explica García, el texto del futuro decreto de copago establece que la vivienda habitual compute a la hora de dar una plaza de residencia. Pero cada comunidad decidirá de qué manera. A tenor de lo que Catalunya y Andalucía aseguraron a Público el mes pasado, votarán en contra.

La falta de acuerdo sobre el copago en el último Consejo Territorial llevó al Ministerio a retirar en julio el pacto que se alcanzó sobre acreditación. Ambas patas del sistema se deberán aprobar juntas, mantiene el Ministerio, que confía en cerrar el asunto la semana que viene.

Vizcaya es la provincia donde más cara resulta la atención a domicilio, con una media de 25,12 euros por hora prestada. Según un estudio de la consultora Deloitte, presentado ayer, el coste de la hora de atención domiciliaria es más cara en el ámbito rural. Cantabria, con 15,74 euros, es la más barata de este grupo. El coste menor se da en ciudades con más de 500.000 habitantes. Sevilla, con 19,81 euros, es la más cara de este grupo. En el lado opuesto está Málaga, donde la hora de atención a domicilio se paga a una media de 15,93 euros.