Publicado: 21.04.2014 12:39 |Actualizado: 21.04.2014 12:39

Un concejal de Pamplona presenta su dimisión tras conducir triplicando la tasa de alcohol

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El concejal de Seguridad Ciudadana del Ayuntamiento de Pamplona, Ignacio Polo (UPN), fue detenido y multado este domingo por la Policía Municipal por conducir con una tasa de alcohol que casi triplicaba el máximo legal. Además, según informa el Diario de Navarra, Polo ha puesto su cargo a disposición del alcalde de la ciudad, Enrique Maya.

Los hechos, que la Policía Municipal de Pamplona asegura que no puede confirmar, tuvieron lugar ayer sobre las siete de la tarde, cuando Polo había estacionado un automóvil de propiedad municipal en el aparcamiento de superficie existente junto a la plaza de toros y, al sacar el vehículo, golpeó a otro coche.

La maniobra fue vista por un agente, que le hizo pasar en el lugar la prueba de etilometría, que dio un resultado de 0,65, cuando la tasa máxima legal es de 0,25, por lo que fue trasladado a dependencias de la Policía Municipal, donde, en una segunda prueba, dio una tasa de 0,75 y, en una tercera medición, de 0,64.

No está clara la repercusión que puede tener el incidente, ya que la tasa que puede suponer la imputación a un conductor por un delito contra la seguridad vial es de 0,60, aunque el margen de error de los aparatos de medición puede hacer que no haya finalmente ilícito penal. Las penas oscilan entre la prisión de 3 a 6 meses o la retirada de carné de 1 a 4 años.

De momento, sí se ha impuesto a Polo una multa de 500 euros y pérdida de seis puntos del carné de conducir por una infracción muy grave.

En declaraciones a Diario de Navarra, Polo se ha arrepentido de su comportamiento y ha asegurado que ha puesto su cargo a disposición del alcalde de Pamplona. "Es un hecho que lamento, es un error que no tendría que haber cometido y pido disculpas a los ciudadanos por la imagen que he dado como representante municipal. Por ello he puesto mi cargo a disposición de la alcaldía", ha declarado.

Polo, además, ha insistido en que no cometió ningún delito y ha calificado su incidente como "una falta administrativa".