Público
Público

Se confirma el crecimiento del PIB en Francia

La cifra se duplicó en Reino Unido en el segundo trimestre, aunque los economistas temen que sea sólo un espejismo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A la par que Alemania, la economía francesa también creció en el segundo trimestre del año, aunque a un menor ritmo. El PIB aumentó un 0,6% tal y como anunció esta mañana la ministra de Economía, Christine Lagarde.

Para Lagarde, la cifra es excelente: 'Una subida del PIB del 0,6% supone  una multiplicación por tres que va a reforzar la política económica del presidente de la República', dijo en referencia al dato del primer trimestre en el que el PIB había aumentado un 0,2%.

Además, Lagarde comunicó que el paro disminuyó en 35.000 personas en este periodo del año y que el consumo interior aumentó un 0,4% con respecto a los tres primeros meses de 2010. En cuanto a la inversión de las empresas, a la baja desde 2008, este trimestre subió un 1,1%. Según Lagarde, esto ha ayudado a que baje el desempleo.

A finales de julio, el Gobierno británico presentó unas cifras de crecimiento del PIB también espectaculares. En el segundo trimestre de 2010 estuvo cerca de duplicar las previsiones y se situó en un 1,1%.

No obstante, los responsables de economía fueron bastante cautos y hablaron de que el dato podía ser sólo un espejismo.

La cifra del PIB de julio en Reino Unido es engañosa El crecimiento tan acentuado se debió, en parte a una gran demanda de servicios durante el Mundial de Suráfrica y a que el sector de la construcción tuvo que llevar a cabo todos los trabajos que no pudo durante los primeros meses por el mal tiempo.

Mientras los economistas esperan al dato del tercer trimestre, lo que más preocupa ahora al Reino Unido es la inflación. El Banco de Inglaterra anunció el miércoles que la recuperación económica del país estaba en peligro ya que la inflación continuaba por encima del 3%.

El Banco anunció que esto seguirá así hasta finales de 2011, cuando está previsto que la cifra acabe acomodándose en torno al 2%.

Por todo esto, tuvieron que hacer una revisión a la baja del crecimiento esperado para el año que viene, pasando del 3,5% inicial a un 2,3%.