Público
Público

El Congreso aplaza de nuevo la votación del referendo para reelegir a Uribe

La votación de la iniciativa será abordada nuevamente el próximo martes 1 de septiembre

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Cámara de Representantes aplazó por segundo día consecutivo la votación del referendo que le permitiría al presidente colombiano, Álvaro Uribe, presentarse para una segunda reelección en los comicios de 2010.

La votación de la iniciativa será abordada nuevamente el próximo martes 1 de septiembre, en una nueva sesión de la Cámara baja, y en caso de ser aprobado deberá someterse al control por parte de la Corte Constitucional.

El representante del Partido Social de Unidad o de La U, Roy Barreras, afín al presidente Álvaro Uribe, señaló que 'vendremos a la plenaria los días y las noches que sea necesario, aprobar el referendo es solo una cuestión de tiempo'.

A diferencia de la sesión del martes, los legisladores agilizaron el miércoles las votaciones para determinar si cada uno de los congresistas estaba habilitado para votar el proyecto, debido a que la mayoría de ellos son investigados por la Corte Suprema de Justicia (CSJ).

Sin embargo, la sesión no alcanzó a estudiar todos los casos y la votación se abordará hasta el próximo martes en una nueva plenaria de la Cámara.

La parte anecdótica corrió por cuenta de un apagón en el sector en donde queda la sede del Congreso de la República, pues hubo un corte de luz, por lo que se temió que la sesión se levantara.

Al igual que en días anteriores, el bloque 'uribista' aseguró que tenía los votos necesarios para sacar adelante el referendo, pero por los trámites preliminares no se pudo hacer la votación.

Uno de los más optimistas es el ex comisionado de paz, Luis Carlos Restrepo, quien ahora oficia como presidente del Partido Social de Unidad o de la U, afín a Uribe.

'No tengo dudas en cuanto a que el proyecto saldrá exitoso del Congreso', aseguró Restrepo en el segundo día de sesiones de la Cámara de Representantes.

El conservador Efraín Cepeda afirmaba que las cuentas que se hicieron al interior del partido, aseguran que el referendo tiene los votos necesarios para ser aprobado.

Los opositores al referendo como Jorge Rozo de Cambio Radical señalan que ese proyecto, por el contrario, no reúne 'los votos suficientes'.

Unos 20 parlamentarios del Partido Conservador amenazaron con votar en contra del referendo, luego de que esa colectividad canceló la consulta interna para escoger candidato propio para las elecciones de 2010.

Los conservadores, que hacen parte de la coalición oficial, cancelaron la consulta interna para escoger candidato propio para las elecciones de 2010 a la espera que se defina la suerte del referendo con el que se busca un tercer periodo en el poder para Uribe.

El presidente de la Cámara, Edgar Gómez, señaló que se buscará agilizar las discusiones de las 'inhabilidades' de los congresistas investigados por la Corte Suprema de Justicia y así abordar de manera rápida la votación del referendo.

Gómez indicó que era necesario que los colombianos pudieran 'arrancar de la parálisis' que sufren debido a la incertidumbre en torno al referendo.

La semana pasada, el Senado aprobó el referendo y ahora está a la espera de que se conozca la suerte de la iniciativa en la Cámara que como se presagiaba, ha tenido más resistencia.

De todos modos, si al referendo es aprobado en la Cámara, la siguiente fase que tendrá que superar es la revisión por parte de la Corte Constitucional, que tiene entre 60 y 90 días para entregar su veredicto.

La existencia de supuestas compensaciones y presiones del Gobierno a los congresistas para que voten a favor del referendo ha sido denunciada en los últimos días por varios políticos, incluso por algunos que se declaran seguidores de Uribe pero no apoyan su segunda reelección.

Uribe ganó sus primeros comicios en 2002 y ya en el poder impulsó una reforma constitucional para permitir la reelección presidencial por una sola vez, lo que consiguió en 2006.

Aunque no ha confirmado aún si se presentará como candidato en 2010, en sus intervenciones más recientes se ha limitado a comentar que apoya la reelección de la política de 'seguridad democrática' que él mismo ha impulsado durante los siete años que lleva en el poder.