Público
Público

Convocan una audiencia el 6 enero para revisar la documentación de Boeing en el caso de Spainair

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El juez que instruye en EEUU el caso del accidente de Spanair en Madrid el 20 de agosto ha convocado una nueva audiencia para el 6 de enero, en la que se examinará la documentación presentada por el fabricante del aparato, Boeing.

En una audiencia celebrada hoy, según informaron a EFE fuentes jurídicas, el juez Jeffrey Lawrence de la Corte del condado de Cook, en el estado de Illinois, constató que había recibido la información que se había requerido a Boeing y ahora se abre un nuevo periodo para estudiar la documentación.

Este juez está encargado de la demanda presentada por cerca de una veintena de familiares de fallecidos en el accidente contra McDonnell Douglas y la compañía Boeing, propietaria de la anterior, que tiene su sede en Chicago (EEUU), ante la sospecha de que hubo fallos técnicos en el avión siniestrado.

La compañía Boeing tenía de plazo hasta el 17 de noviembre para presentar toda la información técnica disponible sobre el avión accidentado en el aeropuerto español de Barajas el pasado 20 de agosto, en el que murieron 154 personas.

"Boeing ha respondido al requerimiento que le hicieron", según dijo a Efe Fernando Torres, jefe del área internacional de bufete de abogados Ribbeck Law, que representa a varias de las familias afectadas.

Según Torres, este tiempo servirá a los abogados "para estudiar la documentación y determinar si es necesario solicitar información complementaria".

El bufete estadounidense quiere averiguar quién fue el fabricante final de los alerones traseros de la aeronave, o "flaps", que al parecer fueron los causantes del accidente al no funcionar como debían, ya que, en el caso de que el fabricante no sea Boeing o una de sus subsidiarias la demanda podría extenderse a otras empresas.

En el accidente de España, cuyas causas están siendo investigadas, fallecieron 154 personas y tan sólo 18 lograron sobrevivir.

La tragedia se produjo el pasado 20 de agosto cuando un avión McDonnell Douglas MD82 de Spanair que iniciaba un viaje hacia Las Islas Canarias (suroeste) con 164 pasajeros y 9 tripulantes a bordo impactó contra el suelo junto a una de las pistas del aeropuerto de Barajas y se incendió.

El 4 de septiembre, Ribbeck Law anunció en Gran Canaria la presentación de la primera demanda de inicio de prueba en contra de Boeing.