Público
Público

Coussemacq debuta en Karlovy Vary con una cinta sobre la pederastia en la familia

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El realizador francés Olivier Coussemacq debutó hoy en el Festival de Karlovy Vary con su largometraje "Sweet evil", una película en la que relata los devastadores efectos de la pederastia en una familia.

La pederastia "no es el tema principal, sólo (forma) parte del contexto de la historia, aunque resulta importante", afirmó Coussemacq en declaraciones a Efe.

El trabajo del galo, que ha sido asistente de dirección de numerosas películas y guionista ("Traquée", "Le desert de la mémoire" o "Corps strangers") es uno de los doce que compite en la sección principal del festival checo para obtener el Globo de Cristal.

"Sweet evil" parece inicialmente una apología a la familia como caldo de cultivo para ayudar a salir adelante a jóvenes con una infancia problemática.

Sin embargo, el filme acaba convirtiéndose en un "thriller" psicológico en el que afloran las oscuras intenciones de sus personajes, sin perjuicio de edad, y sin posibilidades -según el propio director- de hacer valoraciones morales.

"Parte de la sociedad que actúa bien se dedica a estigmatizar a la otra parte, y (esa) no es la actitud correcta", asegura el director francés.

Coussemacq no se recrea en los aspectos más sórdidos del drama de la pederastia, del que tanto se habla en la actualidad, y que en la cinta marca la existencia del personaje central, la joven Cécile, interpretada por la actriz francesa Anaïs Demoustier, de 22 años.

Esta chica manipuladora y fría, consecuencia de las cicatrices de su niñez, desarrolla un instinto de supervivencia que le lleva a un uso continuo del chantaje como arma defensiva.

"En Céline hay algo de mí mismo. No se ha escrito tanto sobre esta persona, pero debería estar en mí. No tenía ninguna duda de cómo se comportaría cuando ese personaje nació", cuenta Coussemacq.

La película del francés es junto con la aventura de marionetas "Kuki se vraci" (Kooki), del Jan Sverak (Óscar en 1997 por "Kolja"), uno de los principales aspirantes al Globo de Cristal.