Público
Público

El CPJ denuncia el encarcelamiento de 145 periodistas en 2010

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El arresto de voces críticas en Irán y la represión en China contribuyeron a elevar a 145 el número de profesionales del periodismo encarcelados en 2010, el nivel más alto desde 1996, denunció hoy el Comité para la Protección de los Periodistas (CPJ).

La organización también indica en su informe "Ataques a la prensa en 2010" que 44 periodistas murieron en el ejercicio de su profesión a lo largo del año pasado, ocho de ellos en Pakistán, que fue el "lugar más peligroso para la prensa".

El asesinato siguió siendo la principal causa de las muertes, aunque también una gran proporción se debieron a atentados terroristas, fuego cruzado y la represión de protestas populares.

Los responsables del CPJ hacen especial hincapié en esta edición de su informe anual en el notable aumento de los periodistas encarcelados en 2010, que aumentó en 9 casos respecto al año anterior, así como en el incremento de la censura y la represión del periodismo digital.

Además, acusan a las instituciones multilaterales y regionales de "fracasar" en el cumplimiento de su obligación de defender la libertad de expresión y consideran que actúan con timidez a las acciones represivas de los Gobiernos.

En particular señalan a la Organización para la Educación, Ciencias y la Cultura de las Naciones Unidas (Unesco), así como al secretario general de la ONU, Ban Ki-moon y a la Organización de Estados Americanos (OEA).

En cuanto a Latinoamérica, la organización con sede en Nueva York detecta un aumento de la censura por parte de los Gobiernos y los tribunales, así como por las acciones intimidatorias de organizaciones criminales.

Los Gobiernos de Irán y China detuvieron el año pasado 34 periodistas cada uno, lo que los convierte a los ojos del CPJ en los peores "carceleros" de profesionales de la información del mundo.

El informe asegura que Teherán mantuvo a lo largo del año pasado el alto nivel de represión de la prensa que implementó tras las protestas que siguieron a las polémicas elecciones presidenciales de 2009, que afectó desde periodistas veteranos hasta una "bloguera" de 18 años que escribía sobre los derechos de la mujer.

En China, la persecución de periodistas tibetanos y uigures contribuyó a elevar a 34 el número de periodistas encarcelados el año pasado, 10 más que el año anterior.