Público
Público

Créditos millonarios para los consejeros

Los administradores de las cajas recibieron préstamos por más de 200 millones en 2008

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El tejido empresarial español, formado masivamente por pequeñas y medianas empresas, lleva un largo calvario en la crisis por culpa del cierre del grifo del crédito. Las entidades financieras deniegan préstamos o cancelan líneas de descuento aunque el empresario no haya tenido ni un impago. Sin embargo, no todas las empresas sufren por igual. Las de los consejeros de las cajas de ahorros parecen disfrutar de un trato especial, aunque atraviesen por dificultades. Al menos así se desprende de los informes de gobierno corporativo presentados a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV).

Las cajas españolas concedieron a sus consejeros, en 2008, créditos por más de 200 millones de euros. En la mayoría de los casos se trata de préstamos personales o hipotecas para la adquisición de vivienda, ya sea para uso personal o para hijos y familiares. Sin embargo, las operaciones de financiación más llamativas corresponden a empresarios que se hicieron en su día con un puesto en el consejo de una caja.

Conocidos empresarios locales, los más beneficiados 

A la cabeza de todos por cuantía se encuentra el presidente de Caja España, Santos Llamas, que recibió en 2008 financiación de su entidad por 42,7 millones de euros, el doble que en 2007. Un año antes, en 2006, cuando nada se sabía de las hipotecas basura de EEUU y mucho menos de la crisis económica mundial, Llamas recibió una cantidad muy inferior: 1,5 millones. La mayoría de las cantidades otorgadas en 2008 al presidente de Caja España son préstamos a promotoras inmobiliarias a las que está vinculado, salvo una hipoteca a nombre de empresa por 15,2 millones.

Llamas no nació gestor de cajas. Presidente del grupo constructor Carriegos, el ladrillo es su especialidad. Fue presidente hasta 2006 de Lagun Air, aerolínea que suspendió pagos en 2008 y que finalmente cerró. La propia Lagun Air pertenecía a la agrupación de constructores Agelco, en la que a su vez participaba Caja España. Llamas se presentó a la presidencia de la caja en el verano de 2006 y fue criticado por involucrarla en exceso para salvar a la aerolínea.

El presidente de Caja España recibió la mayor cantidad: 42 millones 

Otro gran beneficiario de la generosidad crediticia de las cajas con sus gestores es Francisco Rubio, consejero de Caja Duero y presidente del club de fútbol Numancia y del grupo inmobiliario Herce. Este constructor soriano, que empezó vendiendo cerveza a lomos de una mula y que a principios de 2008 planificaba la construcción de su segunda torre en Nueva York, recibió para sus empresas, el año pasado, créditos y avales por 27,5 millones concedidos por Caja Duero. El más llamativo es un préstamo personal (no tiene garantía que lo respalde) por 13 millones para una empresa cuyo nombre no se especifica.

Caja Duero lleva años demostrando altas dosis de confianza con Francisco Rubio. En 2007, le otorgó préstamos y líneas de avales por 27,9 millones. En 2006, la cantidad ascendió a 51,1 millones. No terminan ahí las relaciones de constructor y entidad. Caja Duero patrocina al Numancia, el club del que Rubio es presidente. En julio de 2008 prorrogó el patrocinio por tres años.

También en Caja Duero destaca el crédito adjudicado a otro consejero: Julián Lanzarote, alcalde de Salamanca. Lanzarote generó una deuda de 15,5 millones en 2008 de la que la principal operación es un préstamo sindicado para Mercasalamanca del que Caja Duero prestó 14,7 millones. Se trata de un complejo agroalimentario que fue inaugurado oficialmente en octubre de este año. En 2007, Lanzarote obtuvo financiación por 20,2 millones y un año antes por 10,7.

El presidente de la patronal CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, consejero de Caja Madrid, obtuvo también una cantidad llamativa en 2008 de la entidad madrileña, esta vez con una sola operación. Díaz Ferrán tiene una cuenta de crédito de empresa con garantía hipotecaria de 24 millones de euros. Al jefe de todos los empresarios tampoco le van muy bien los negocios últimamente, aunque su preacuerdo para vender la aerolínea Air Comet le da un respiro.

En 2007, Díaz Ferrán no pidió financiación a Caja Madrid para sus empresas. Aún no tenían problemas. En 2006, tampoco. La caja le concedió aquel año financiación pero fueron tres préstamos hipotecarios para familiares por un monto total de siete millones.

Javier Godó Muntañola, conde de Godó y editor de La Vanguardia, recibió cerca de 10 millones de La Caixa en 2008, entidad de la que es vicepresidente tercero desde julio de este año. Al empresario mediático, a quien el rey nombró grande de España a mediados de 2008, se le renovaron dos cuentas de crédito: una de empresa de seis millones y otra de 2,4 millones que no especifica destino.

La misma deuda (10 millones) es la que luce Albert Berta Malloll, consejero de Caixa Girona, que tiene un préstamo hipotecario a nombre de una sociedad a la que está vinculado. Antes de la crisis, Berta Malloll no acudió a la entidad para financiar sus sociedades.

Conocidos empresarios locales, los más beneficiados 

El empresario cárnico malagueño Federico Beltrán, principal accionista de Famadesa y ex presidente del club de fútbol Málaga obtuvo en 2008 ocho millones de Unicaja, entidad de la que es consejero. José María Arribas, presidente de Caja Burgos, debe 6,6 millones a la entidad. Los préstamos de Arribas son a sociedades vinculadas a él, y en su caso el abanico de posibilidades es muy amplio, puesto que es consejero del Centro de Transportes Aduana de Burgos, preside Industrias del Alarzón, Tenerias Saturde e Industrias Basati y es administrador solidario en Aga Turismo Rural, entre otros. Sus préstamos están garantizados, a veces con garantía personal y a veces hipotecaria. El débito más voluminoso, una ampliación de una línea de descuento por 3,1 millones, está respaldado por una garantía personal.

Un ejemplo más de empresario del ladrillo con asiento en un consejo es el de Rafael Citoler en Caja Rioja. Citoler, que es vicepresidente ejecutivo de la empresa de dominios en Internet Arsys, obtuvo cinco millo-

nes de la riojana en tres créditos personales para Arsys en 2008. Citoler fue directivo de la inmobiliaria Riofisa (antes de que la comprase Colonial) y de la Federación de Empresarios de La Rioja.

Ramiro Gordejuela, que fue presidente de la Cooperativa de Armadores del Puerto de Vigo y falleció en julio de este año, obtuvo 5,4 millones de Caixanova en 2008. Gordejuela era consejero de la viguesa nombrado por las corporaciones municipales. El concejal socialista en el Ayuntamiento de Girona Joan Pluma obtuvo 4,5 millones de Caixa Girona, de la que es consejero. Pluma está ligado a empresas de agua y gestión de residuos además de administrador único en Viviendas Barri Vell.

Y así un largo etcétera que parece más que un cúmulo de excepciones. Parece una razón más detrás de la guerra de poder que se vive ahora que las cajas están en proceso de fusión.