Público
Público

La crisis de la eurozona se cuela también en la cumbre de APEC

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los líderes del APEC, entre ellos EEUU y China, no se han olvidado durante su cumbre en Hawai de reiterar a los países de la eurozona que aún hay trabajo por hacer para resolver la crisis de deuda y de reivindicar el potencial de las economías emergentes.

Poco antes de que se produjera este sábado la anunciada dimisión del primer ministro italiano, Silvio Berlusconi, el presidente de EEUU y anfitrión de la cumbre, Barack Obama, señaló que el cambio de Gobierno en ese país y en Grecia son "buenas noticias".

No obstante, indicó, "aún hay trabajo por hacer en la economía europea para aportar una firme garantía a los mercados de que economías como Italia podrán pagar su deuda", al comenzar una reunión empresarial en el marco de la cumbre anual del Foro de Cooperación Asia-Pacífico (APEC).

Es importante, agregó Obama, que Europa "respalde" a sus países miembros y Estados Unidos está dispuesto a apoyar al Viejo Continente con "consejos y asistencia técnica".

La crisis en la eurozona, mientras persista, "tendrá un efecto negativo en la economía global", apuntó Obama, quien destacó, además, que, en la actual coyuntura, la región de Asia Pacífico "se presenta como un extraordinario motor" para el crecimiento mundial.

En una línea muy parecida se expresó después el presidente chino, Hu Jintao, en esa misma reunión con empresarios.

Al referirse a la actual incertidumbre sobre la economía global, Hu afirmó que los países desarrollados "deben cumplir sus responsabilidades y adoptar medidas concretas".

Asimismo, abogó por desarrollar un compromiso firme por "mantener y promover la estabilidad", con énfasis en asegurar el crecimiento, al tiempo que pidió un mayor protagonismo de los países emergentes en las instituciones financieras internacionales.

Para Hu, "el nuevo mecanismo para la gobernabilidad económica global debería reflejar los cambios en el panorama económico mundial".

"Debería observar el principio del respeto mutuo y la toma de decisiones colectiva, e incrementar la representación y la voz de los mercados emergentes y los países en desarrollo", afirmó el presidente chino.

El pasado jueves, los ministros de Finanzas de los 21 miembros del APEC divulgaron un comunicado al término de su reunión en Honolulu en el que expresaban su preocupación por la posibilidad de "mayores riesgos negativos para la economía global".

"El crecimiento y la creación de empleos se han debilitado en la región, especialmente en las economías avanzadas", alertaron los ministros.

Por ello, enfatizaron,"es necesario actuar con decisión ante dichos riesgos con el fin de restaurar la confianza, la estabilidad económica y el crecimiento sustentable".

Ese mismo día, el secretario del Tesoro de EEUU, Timothy Geithner, instó a los líderes europeos a "avanzar rápidamente" para restaurar la estabilidad financiera y llamó a los países del APEC a "contribuir al crecimiento global".

"Mientras EEUU continúa trabajando en los problemas que causaron la crisis y Europa enfrenta un momento de lento crecimiento, las economías asiáticas necesitarán estimular la demanda doméstica para ser menos vulnerables a las desaceleraciones y contribuir al crecimiento mundial", remarcó Geithner.

El APEC integra a las 21 economías más importantes de la cuenca del Pacífico, que representan el 54 % del Producto Interno Bruto (PIB) mundial y el 44 % del comercio internacional.

Del grupo forman parte Australia, Brunei Darussalam, Canadá, Chile, China, Hong Kong, Indonesia, Japón, Corea, Malasia, México, Nueva Zelanda, Papúa Nueva Guinea, Perú, Filipinas, Rusia, Singapur, Taiwán, Tailandia, Estados Unidos y Vietnam.

El impulso dado al Acuerdo de Asociación Transpacífico (TPP), que ya negocian nueve países del APEC para crear un área de libre comercio y al que también se quiere unir Japón, puede ser uno de los primeros pasos hacia el "siglo del Pacífico", como lo ha denominado en esta cumbre la secretaria de Estado de EEUU, Hillary Clinton.