Publicado:  19.04.2012 08:47 | Actualizado:  19.04.2012 08:47

Cristina Fernández: "Argentina está cambiando la historia"

El ministro de Economía argentino denuncia que YPF distribuyó beneficios en lugar de reinvertirlos.

Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La presidenta de Argentina, Cristina Fernández de Kirchner, habló el miércoles (madrugada del jueves en España) sobre el conflicto abierto por la nacionalización de la petrolera YPF. La presidenta argentina mostró su orgullo por la decisión de "recuperar" YPF y en un tono solemne afirmó: "Argentina está cambiando la historia".

"Creo que los argentinos estamos cambiando la historia, esa que no quisimos escribir y que otros escribieron por nosotros. Ahora estamos recuperando este instrumento estratégico en 2012", dijo Fernández.

La presidenta explicó que no tomó antes esta decisión "porque la historia no se construye como uno quiere, sino como uno puede". "El camino de la historia es sinuoso, con altibajos y obstáculos que hay que sortear", subrayó, citando al viceministro de Economía, Axel Kicilloff, que compareció ante el Senado.

"A Argentina le faltan muchísimas cosas, pero flata menos porque hemos mucho"

Además, recordó las ideas sobre los recursos energéticos de su marido y antecesor en el cargo, Néstor Kirchner, que falleció en octubre de 2010. "Estuve releyendo un libro donde dialogaban Torcuato Di Tella y él, que en ese momento era candidato a presidente. Néstor decía que el gran problema energético fue la desnacionalización de YPF".

"A Argentina le faltan aún muchísimas cosas, pero falta menos porque ya hemos hecho mucho. Es preciso estar unidos para continuar trabajando", subrayó la presidenta.

Sin embargo, tanto Kirchner como la propia Fernández apoyaron la privatización de YPF en 1992 y, hasta que empezó la embestida gubernamental contra la empresa, el pasado diciembre, la presidenta citó en más de una ocasión a YPF, entonces bajo control de Repsol, como modelo de empresa en Argentina.

El Senado aprobó en comisiones el dictamen del proyecto de ley para expropiar un 51% de las acciones de YPF en manos de Repsol y la empresa YPF Gas, propiedad del grupo español, lo que habilita el debate de la iniciativa en el pleno de la Cámara Alta.

El oficialismo se propone discutir el proyecto gubernamental en el pleno del Senado el miércoles de la semana próxima para luego girarlo a la Cámara de Diputados, donde se espera que los legisladores afines al Gobierno también hagan pesar su mayoría. 

El viceministro de Economía, Axel Kicillof, anunció este martes que Argentina no pagará los 10.000 millones de dólares que reclamó el presidente de Repsol, Antonio Brufau, en compensación por las acciones que le serán expropiadas al grupo.

El proyecto de ley gubernamental declara de interés "público nacional" el sector de los hidrocarburos y añade que la valoración de YPF dependerá del estatal Tribunal de Tasación, pero no explica de dónde saldrán los fondos para el pago de las acciones que se expropiarán. 

Por otra parte, Argentina llevará a la próxima asamblea del Fondo Monetario Internacional (FMI) y el Banco Mundial (BM) la expropición del 51% de las acciones de la petrolera YPF a la española Repsol, según informaron fuentes oficiales.

El ministro de Economía argentino, Hernán Lorenzino, transmitirá a los representantes de los países asistentes a la reunión la "importancia" que tiene para Argentina la decisión "de fortalecer la soberanía energética", dijo el Ministerio de Economía en un comunicado.

"La irresponsable gestión del grupo controlante Repsol ha dado lugar a una significativa caída en la producción de crudo (de 20 millones de barriles en 1998 a 11 millones en 2011), acontecimiento sin precedentes históricos similares", afirmó Lorenzino.

 "YPF se endeudó de manera explosiva, especialmente desde 2004 en adelante"

El ministro dijo que, en lugar de capitalizar YPF para invertir en exploración y sostener un nivel de producción "acorde a las crecientes necesidades de una demanda en expansión, la gestión privada se limitó a vaciar las reservas existentes (1.205 millones de barriles en 1998 a 666 millones de barriles en 2011)".

El ministro, que este viernes y sábado asistirá en Washington a la asamblea del FMI y el BM, dijo que YPF se endeudó además "de manera explosiva, especialmente desde 2004 en adelante, triplicando su deuda en dólares". Afirmó asimismo que la petrolera basó su negocio en el refino y posterior venta al mercado interno de gasolina (naftas) "premium" (las más caras) y que distribuyó beneficios —en lugar de reinvertirlos— "por más de 15.700 millones de dólares, poniendo en riesgo la soberanía energética de Argentina".

Lorenzino indicó que esta situación de YPF explica "las crecientes importaciones de combustible del país, de 853 millones de dólares en 1998 a 9.397 millones de dólares en 2011".

PUBLICIDAD

Comentarios