Público
Público

Las cuatro víctimas mortales de la explosión de Gavà eran de la misma familia

Procedían de la localidad granadina de Benalúa de Guadix, municipio que ha acordado guardar tres días de luto oficial

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las cuatro víctimas mortales que se ha cobrado hasta el momento la explosión en el edificio de Gavà (Barcelona) eran de la misma familia y procedían de la localidad granadina de Benalúa de Guadix, municipio que también ha acordado guardar tres días de luto oficial.

De hecho, la mayoría de las 28 personas que resultaron heridas en este accidente son vecinas del pueblo -o sus descendientes- de etnia gitana, que emigraron hace varios años a esta zona de Cataluña. Hasta el momento son cuatro las personas que han muerto a consecuencia de las graves heridas y quemaduras provocadas por la explosión.

Los fallecidos son una mujer de 60 años, una joven de 17, un hombre de 41 y un joven de 20 que ha muerto esta misma madrugada.

El conseller de Interior, Joan Saura, y la consellera de Salud, Marina Geli, asistirán hoy al funeral que se celebrará en el tanatorio de la Ronda de Dalt de Barcelona por la primera víctima mortal de este trágico accidente, la mujer de 60 años A.F.F.

De las 28 personas que fueron hospitalizadas el pasado miércoles a consecuencia de la explosión, dieciocho permanecen ingresadas, de las que trece se encuentran en el hospital Vall d'Hebron y cinco en el Hospital de Bellvitge.

En Vall d'Hebron hay siete niños y seis adultos, casi todos en situación grave, mientras que en el Hospital Universitario de Bellvitge hay cinco hospitalizados, tres de ellos en la UCI.

El Ayuntamiento de Gavà ha convocado para esta tarde una concenración silenciosa de cinco minutos en solidaridad con las víctimas de la explosión de Ca n'Espinós.

La explosión de gas se produjo la madrugada del pasado día 3 en el barrio de Ca n'Espinós de Gavà en un edificio de tres plantas propiedad de la empresa pública Adigsa, y causó 28 heridos, dos de los cuales ya han fallecido.

El conseller de Interior, Joan Saura, ha confirmado este  viernes que una fuga de agua estuvo en el origen de la explosión, ya que dañó la tubería de gas que transcurre en paralelo, originando una fisura por la que salió el gas que, tras acumularse, provocó la deflagración.