Público
Público

Cuba festeja los 50 años de revolución sin Fidel Castro

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Por Jeff Franks

Cuba festejó el jueves el 50 aniversario de la revolución sin su principal protagonista, Fidel Castro, y bajo la consigna de que el sistema socialista que edificó pese a la hostilidad de Estados Unidos es más fuerte que nunca.

El presidente Raúl Castro, que reemplazó en el poder hace casi un año a su convaleciente hermano Fidel, dijo en un discurso que la revolución fue un "justiciero cataclismo social".

"Hoy la revolución es más fuerte que nunca y jamás ha cedido un milímetro en sus principios ni en los momentos mas difíciles", dijo el general de 77 años en Santiago de Cuba, la ciudad donde Fidel Castro anunció el 1 de enero de 1959 el derrocamiento del dictador Fulgencio Batista.

Pero Castro advirtió que el sistema se enfrenta a serios desafíos y repitió la advertencia de su hermano Fidel de que la revolución podría autodestruirse por culpa del robo y el despilfarro.

En un discurso de 35 minutos Raúl Castro evocó varias veces entre vivas y aplausos a su hermano.

"Un individuo no hace la historia. Lo sabemos. Pero hay hombres imprescindibles capaces de influir en su curso de manera decisiva. Fidel es uno de ellos. Nadie lo duda, ni aún sus enemigos más acérrimos", dijo.

El aniversario de la revolución estuvo marcado por la austeridad que imponen las dificultades económicas de Cuba, acentuadas por la crisis financiera global y los casi 10.000 millones de dólares en destrozos provocados por recientes huracanes.

Fidel Castro, de 82 años, envió un mensaje de pocas líneas.

"Felicito a nuestro pueblo heroico", escribió en una nota publicada en la portada de Granma, el periódico del gobernante Partido Comunista.

Sus partidarios dicen que la revolución trajo justicia social e igualdad de oportunidades a Cuba, un país del Tercer Mundo con indicadores sociales escandinavos y sin analfabetos.

Los críticos, en cambio, dicen que el sistema unipartidista edificado por Fidel Castro limita las libertades individuales y los derechos humanos.

CANTOS DE SIRENAS

Raúl Castro ha prometido mejorar la calidad de vida de los cubanos, que, pese a los subsidios, lamentan la falta de poder adquisitivo de sus salarios, equivalentes a unos 20 dólares.

El presidente ha dicho que los problemas económicos lo han obligado a aplazar ciertas reformas.

Su discurso para conmemorar el aniversario de la revolución estuvo lleno de advertencias para los sucesores de la vieja guardia revolucionaria que sigue gobernando Cuba.

"Cuando conmemoramos este medio siglo de victorias, se impone la reflexión sobre el futuro, sobre los próximos 50 años, que serán también de permanente lucha. Observando las actuales turbulencias del mundo contemporáneo, no podemos pensar que serán más fáciles. Lo digo no para asustar a nadie, es la pura realidad", dijo.

El aniversario de la revolución llega tres semanas antes de la asunción en Estados Unidos del presidente electo Barack Obama, que dijo estar dispuesto a suavizar las sanciones contra la isla y dialogar con las autoridades comunistas de Cuba.

Raúl Castro respondió que aceptaría reunirse con Obama. Pero el jueves advirtió a los cubanos "que no se reblandezcan con los cantos de sirenas del enemigo y tengan conciencia de que, por su esencia, nunca dejará de ser agresivo, dominante y traicionero".

SALUDOS DE CHAVEZ

El aniversario de la revolución cubana fue celebrado también en Caracas, donde el presidente Hugo Chávez, el principal aliado político y económico de Cuba, le dedicó una ceremonia oficial.

"Cuba es parte de esta patria (...) Por Cuba estamos dispuestos a morir peleando, si hubiera que morir peleando por Cuba revolucionaria", clamó el mandatario, vestido con traje, corbata roja y la banda presidencial.

El presidente chino, Hu Jintao, prometió seguir apoyando al país caribeño, y el ruso Dmitry Medvedev, por su parte, describió la revolución como "un legendario ejemplo de la lucha por los altos ideales de la justicia social".

Raúl Castro dijo que Cuba está hoy más integrada que hace medio siglo.

"Hoy no estamos solos frente al imperio", dijo Raúl Castro.