Público
Público

DATOS- Los mejores momentos del tenis en la última década

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

A continuación, un repaso por los mejores momentos de los últimos 10 años en el tenis internacional, seleccionados por el corresponsal de Reuters Martyn Herman:

Jugador de la década:

Desde que conquistó Wimbledon en 2003, el suizo Roger Federer ha pasado el resto de la década destrozando libros de récords, ganando 15 títulos de torneos del Grand Slam para superar el total de Pete Sampras, quien dominó la década de los 90.

Federer ha llevado el tenis masculino a alturas impresionantes. Su habilidad con la raqueta, sus ágiles movimientos y decisión de acero le han convertido en el punto de referencia para el resto de los tenistas.

En 2009 llegó a todas las finales de los torneos del Grand Slam y ganó el Abierto de Francia por primera vez para despejar cualquier duda sobre su grandeza.

Momento decisivo:

En la cuarta ronda de Wimbledon, en 2001, un Federer de 19 años derrota al rey de la hierba, Sampras, campeón de los últimos cuatro años, en cinco apasionantes sets con los que arrebató el liderazgo al estadounidense.

Aunque Federer tardó dos años más en armar todas las piezas de su juego y ganar su primer título de un torneo del Grand Slam, nadie que lo viera en acción aquel día dudó de que el talentoso suizo iba a llegar a la cima del deporte, aunque pocos podrían haber pronosticado la altura hasta la que ha llegado.

Partido de la década:

El deporte necesita grandes rivalidades y la épica final de Wimbledon en 2008 entre el cinco veces ganador y campeón defensor Federer y el español Rafael Nadal centró el estilo y la pasión que ambos jugadores han dado al tenis.

Nadal, quien parecía que vencería a Federer en sets consecutivos, finalmente se impuso tras cuatro horas y 48 minutos de intenso combate, salpicado por algo de lluvia y el brillante juego de ambos tenistas en el punto más alto de su rendimiento.

La victoria de Nadal evitó que Federer se convirtiera en el primer hombre desde la década de 1880 en ganar seis títulos de Wimbledon seguidos.