Público
Público

Declarada zona catastrófica el área amenazada por la erupción del Mayon

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Las autoridades de Filipinas declararon hoy zona catastrófica el área de la provincia de Albay próxima al volcán Mayon, que desde el pasado lunes amenaza con entrar en erupción y donde el Ejército continuó con la evacuación obligatoria de miles de residentes en las localidades próximas.

El gobernador de la provincia, Joey Salceda, señaló que el Gobierno local ha decretado también el toque de queda a partir de la medianoche del jueves, en toda la zona situada en un radio de 8 kilómetros en torno al volcán, considerada de riesgo.

El Consejo para la Coordinación de Desastres Naturales indicó que a lo largo del jueves confiaba terminar la operación de evacuación con el traslado de otras 17.000 personas a refugios habilitados en edificios públicos y escuelas de la provincia de Albay, en la región central del país.

No obstante, según las autoridades, muchos cientos de residentes en la zona de riesgo se han negado a dejar sus hogares por temor a los saqueos y dado que la alerta coincide con la época de recogida de las cosechas.

Salceda explicó que la declaración de la zona catastrófica permite al Gobierno provincial gastar el 5 por ciento de su presupuesto en ayuda humanitaria y en la puesta en marcha de medidas para mitigar el impacto de una eventual erupción violenta del volcán.

Hasta primeras horas de hoy los servicios de Protección Civil, según datos oficiales, habían evacuado en camiones militares, a un total de 32.000 personas a 23 refugios situados fuera del área de peligro, establecida en un radio de 8 kilómetros en torno al monte Mayon.

Según el Instituto Filipino de Vulcanología, las explosiones en el interior del volcán aumentan gradualmente, y ya desde el lunes se han detectado 150 que han causado fuertes sacudidas.

El volcán Mayon, uno de los más activos de Filipinas, expulsa ceniza y lava con cada una de las explosiones que se producen desde la alerta fue elevada a nivel 3, el pasado lunes.

Desde que los vulcanólogos dieron la alerta, el volcán ha arrojado lava que forma ya un río de unos 700 metros de longitud, y los fragmentos caen hasta una distancia de unos tres kilómetros del cráter, según el Instituto.

El objetivo inicial de las autoridades es evacuar a cerca de 50.000 habitantes de pueblos situados en un radio de seis kilómetros en torno al volcán.

La actividad del Mayon es seguida de cerca por los vulcanólogos desde julio de este año, cuando aumentó su movimiento después de casi tres años aletargado.

Con una altura de 2.462 metros y conocido como "el cono perfecto" por su espectacular diseño cónico, el Mayon es uno de los volcanes más activos de Filipinas.

La peor de sus 45 erupciones conocidas fue en 1814, cuando causó la muerte a unas 1.200 personas y enterró una ciudad entera.

En Cagsawa, bautizada la Pompeya filipina, la torre de la iglesia es lo único que queda visible en la actualidad de aquella población de la provincia de Albay.