Público
Público

El déficit se dispara en enero por el retraso de las devoluciones de 2012

Los números rojos de las cuentas públicas crecen un 35,4 % en enero, hasta el 1,2% del PIB. Los impuestos no devueltos el año pasado permitieron contener el déficit

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El déficit del Estado en términos de contabilidad nacional alcanzó en enero 12.729 millones de euros, equivalentes al 1,2% del PIB, lo que supone un incremento del 35,4% respecto a enero de 2012 (en el mismo mes del año pasado, fue del 0,89% del PIB). Los números rojos en las cuentas públicas se han debido a una caída de los ingresos, producida, a su vez, por aumento de la devolución de impuestos. Las devoluciones fiscales se han acumulado a comienzos de año, una circunstancia que, según algunos analistas, ha permitido que el déficit de 2012 no se desviase más de lo previsto. 

A este respecto, la portavoz del Grupo Socialista en el Congreso, Soraya Rodríguez, considera que la cifra del déficit de enero pone de manifiesto el 'maquillaje muy burdo' de las cuentas públicas en 2012 para presumir de cumplir con el objetivo de déficit anual. Ya sabíamos que Montoro estaba mintiendo, que trampea y que maquilla las cifras, afectando incluso a las instituciones del Estado. La reputación del ministro está muy dañada', ha afirmado. A su juicio, cuando ahora se ve que hay un incremento del déficit en el primer mes de 2013, se pone de manifiesto que en 2012 ha habido un 'maquillaje muy burdo'. 'A Montoro se le pilla en seguida cuando miente', ha añadido.

 

Por su parte, el número dos de Unión, Progreso y Democracia (UPyD), Carlos Martínez Gorriarán, considera 'otra chapuza más' la posibilidad de que Hacienda haya retrasado el pago de las devoluciones de renta para asegurarse el cumplimiento del objetivo del déficit en 2012. Para Martínez Gorriarán, 'retrasar las devoluciones es lo de siempre, ingeniería contable para tratar de disimular una situación económica que siempre es peor que la que el Gobierno reconoce', y mientras tanto se retrasan 'las soluciones de verdad'. 'Vamos, una chapuza; otra más', ha comentado en los pasillos del Congreso.

Aunque el déficit del primer mes del año no es un dato muy representativo de la evolución del conjunto del ejercicio, el dato de enero representa casi una tercera parte del objetivo para todo el año. El objetivo del déficit del Estado para 2013 es del 3,8% del PIB, mientras la meta establecida para todas las Admintraciones Públicas es del 4,5% desde el 6,7% de 2012, según informó recientemente el Ministerio de Hacienda. España debe recortar su déficit público hasta el 2,8% en 2014, pero se espera que la Comisión Europe amplíe el plazo para cumplir con este compromiso.

Los ingresos totales, antes de deducir las entregas a cuenta por la participación en impuestos de las administraciones territoriales, sumaron 11.740 millones de euros, un 22% menos, por el aumento de las devoluciones. De hecho, los ingresos impositivos cayeron un 20% en este periodo, hasta 10.608 millones, mientras que el resto de ingresos no financieros sumó 1.132 millones, un 36,7% menos. Según el informe de recaudación de la Agencia Tributaria, en enero se realizaron devoluciones, sin incluir las de deuda pública, por un importe de 5.435 millones, un 82,8% más que las 2.973 realizadas en el mismo mes de 2012.

Todas las grandes figuras vieron incrementadas sus devoluciones. Así, las del Impuesto de Sociedades crecieron un 11,6%, hasta 2.731 millones de euros, mientras que las de IVA subieron un 49,7%, hasta 1.973 millones, y las de IRPF aumentaron un 176,3%, hasta 625 millones. Según Hacienda, hay que tener en cuenta que en enero las medidas de consolidación han tenido un efecto 'neutro' sobre la recaudación impositiva, ya que los impactos positivos y negativos de las mismas se han ido compensando entre sí.

Tras estas devoluciones, la recaudación por impuesto directos bajó en un 18,2% en enero, hasta 9.078 millones de euros. El IRPF recaudó 9.236 millones, un 9,15 menos, cifra que se vio mermada por el importe negativo de 1.131 millones de los ingresos por Sociedades. Por su parte, la recaudación del Estado por impuestos indirectos fue de 1.530 millones, un 29,1% menos. El IVA aportó una recaudación negativa de 315 millones, mientras que los Impuestos Especiales subieron un 1,2%, hasta 1.625 millones.

Por su parte, los pagos no financieros ascendieron a 21.041 millones de euros, un 15,4% más, aunque no son datos significativos para analizar la evolución del Presupuesto. El aumento se debió, principalmente, a la evolución de los pagos financieros, que crecieron un 23,3% por el pago de los intereses de la deuda. Por su parte, las transferencias corrientes crecieron un 10,4% impulsadas, sobre todo, por el incremento de las transferencias a la Seguridad Social (40,2%). Los pagos por inversiones reales aumentaron un 55,1% por las mayores cancelaciones de ejercicios anteriores, mientras que los pagos por las transferencias de capital ascendieron a 612 millones, un 9,1% menos.

Por su parte, la Seguridad Social registró en enero un superávit de 3.141,81 millones de euros, lo que equivale al 0,29% del PIB, después de haber cerrado 2012 con una desviación negativa cercana al 1% frente al equilibrio previsto inicialmente, según datos del Ministerio de Empleo. Este saldo positivo en enero, que no es del todo representativo al corresponder a un sólo mes, es el resultado de una recaudación de 11.792,32 millones de euros, el 9,12% previsto para el conjunto del año, que suponen un 5,86% más que en el mismo mes de 2012, y de unos gastos que se situaron en 8.650,51 millones de euros, que crecieron un 3,70% interanual.