Público
Público

El delegado del Madrid dice que Míchel quiso perjudicar a Calderón pero en realidad dañó al Madrid

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El delegado del Real Madrid para las divisiones inferiores, Francisco Moreno Cariñena, dijo hoy que Míchel causó "mucho daño" al club con las declaraciones que hizo tras su dimisión como responsable de la cantera.

Según Moreno, el "blanco real" de los ataques de Míchel era "claramente" Ramón Calderón, pero el ex futbolista, subrayó, no se percató de que, en un club "presidencialista como éste", lanzar "un torpedo a la línea de flotación" del presidente es lanzarlo a la institución.

"El mal a Ramón Calderón se lo ha hecho al Madrid por encima de todo", dijo el también vocal de la junta directiva y presidente del Real Madrid Castilla en una rueda de prensa.

José Miguel González Martín del Campo "Míchel" justificó su dimisión el pasado día 3 en que Ramón Calderón "no creía" en su trabajo.

"La decisión de no seguir se corresponde a las constantes críticas, públicas y privadas, que ha hecho, excepto a mí en persona; y a las injerencias y presiones por parte del presidente en nuestro trabajo. Un trabajo que ni conoce, ni se preocupa por él", explicó a EFE.

En su conferencia de hoy en la Ciudad del Real Madrid, Moreno señaló que Míchel también hizo "mucho daño" a Pedja Mijatovic (el director deportivo) en lo institucional y en lo personal, ya que él fue quien lo nombró".

"Míchel también me lo ha hecho a mi, pero principalmente a él mismo y a sus colaboradores, que deben de estar desconcertados", afirmó Moreno, que aclaró que se mantuvo en silencio hasta hoy porque quería dejar que pasara la Asamblea de compromisarios, que se celebró el pasado fin de semana.

Antes de las preguntas de los periodistas, Moreno hizo un pormenorizado relato de la crisis, cuyo comienzo situó el 29 de noviembre en Valdebebas después de un partido entre el Juvenil B y Las Rozas, al que asistieron él, Míchel e Isidoro San José.

"Después del gran partido del juvenil, en un comentario de pasillo, les dije que teníamos grandes jugadores. Él me aseguró que teníamos una gran camada de aquí a dos años. Y hablamos de tener un entrenador que diera oportunidades a los canteranos".

El 2 de diciembre, según Moreno, Míchel le llamó para decirle que "se ha despedido" de sus colaboradores y que va a presentar su dimisión a Ramón Calderón y "que no hay vuelta atrás".