Público
Público

Demi Moore, ¿original o retocada?

La actriz de 'Ghost' vuelva a protagonizar una polémica portada donde asegura que nadie le ha "retocado" las caderas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Los retoques de imágenes en Photoshop, el programa de tratamiento de imágenes más utilizado entre los profesionales de la fotografía, son una parte inseparable del proceso creativo de la portada de una revista de moda, sobre todo cuando lo que se busca es que el aspecto de la persona que posa para la portada no sea el verdadero.

Normalmente, los trabajos en Photoshop realizados por profesionales pasan desapercibidos por el ojo profano, pero hay muchas ocasiones en las que los detalles de estas 'mejoras' saltan a la vista.

Es el caso de la última portada de la revista W en EEUU cuya protagonista es Demi Moore, la actriz que saltó a la fama con la película Ghost y es ex mujer del actor Bruce Willis y actual esposa del actor Ashton Kutcher.

La actriz, que ya protagonizara dos polémicas portadas en la revista Vanity Fair (una en la que posaba desnuda y embarazada y otra en la que posaba desnuda, pero con el cuerpo completamente pintado) ha vuelto a protagonizar una portada polémica, esta vez, debido a un retoque de sus caderas en la imagen.

La actriz asegura que no hay retoque y otros señalan que el cuerpo en la portada es de otra modelo

Luciendo un vestido corto con detalles dorados de la marca Balmain, la actriz de 47 años, que hoy es la imagen de la marca de cosméticos Helena Rubinstein, aparece 'muy delgada' y con las piernas al aire. Los que han analizado la foto aseguran que la línea de su cuerpo, a la altura de sus caderas, no se corresponde con la línea del resto de la pierna, por lo que aseguran que ha sido retocada. 'Parece que falta un pedazo de su cadera izquierda', aseguran.

Los portavoces de la revista han señalado que no se ha hecho 'nada raro ni fuera de lo común' para la portada de Demi Moore. 'Demi es una mujer de extraordinaria belleza y creemos que nuestra portada lo refleja', añaden. Sin embargo, no aclaran si la imagen ha sido o no retocada.

Incluso, la propia actriz asegura que no se han hecho retoques en la imagen de sus caderas. 'Os engañan', escribió en un mensaje de Twitter, añadiendo un enlace a la imagen original, que se corresponde a la publicada en la portada de la revista W. La actriz, sin embargo, si reconoció que está muy delgada.

Sin embargo, la web The Huffington Post ha publicado un montaje fotográfico en el que montan una fotografía de un desfile de moda en el que una modelo posa en una pasarela con el mismo vestido que luce Moore en la portada de la revista W y la foto de la polémica. Así, aseguran que los responsables de diseño de la publicación han hecho un montaje de partes del cuerpo de la modelo sustituyéndoles por los de la actriz.