Público
Público

Detenidos en Dinamarca 17 iraquíes encerrados en una iglesia

Permanecían allí desde mayo después de que el Gobierno rechazase su petición de asilo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La Policía danesa detuvo hoy a 17 iraquíes sobre los que pesa una orden de expulsión tras estrar en la iglesia de Brorson en Copenhague, en la que se refugiaban desde mayo medio centenar de personas con solicitud de asilo rechazada. Cinco personas de nacionalidad danesa fueron detenidas en los enfrentamientos entre los agentes y cientos de manifestantes que esta madrugada rodearon la iglesia y se tiraron al suelo para impedir el traslado a comisaría de los iraquíes.

Los agentes golpearon a los manifestantes con porras y usaron aerosoles de pimienta, y éstos lanzaron piedras y otros objetos contra la veintena de vehículos policiales que escoltaban el autobús donde fueron trasladados los iraquíes, todos hombres. La Policía dejó marchar a las mujeres y niños que permanecían encerrados allí.

'Los iraquíes estaban reunidos delante de una imagen de Jesús crucificado, mientras por toda la iglesia se movían muchos policías con escudos y casco. Fue una experiencia horrible', declaró a la televisión pública DR Per Ramsdal, pastor de la iglesia desalojada.

El Gobierno danés anunció en mayo pasado la firma de un acuerdo con Irak para devolver a este país a 282 iraquíes cuya solicitud de asilo político había sido rechazada por las autoridades danesas. El acuerdo, similar al realizado con países como Suecia, fue rechazado por parte de la oposición de izquierdas, las ONG y organismos de Naciones Unidas, que critican que algunos iraquíes llevan hasta diez años residiendo en Dinamarca y otros han nacido en ese país.

Las denuncias apuntan a que un tercio de los iraquíes serán enviados a provincias donde los enfrentamientos armados son continuos, algo que prohíben las convenciones internacionales.

Las autoridades danesas enviaron el pasado 25 de junio a Irak a los seis primeros refugiados con solicitud de asilo rechazada. El primer ministro iraquí, Nuri al-Maliki, negó ayer haber firmado ningún acuerdo con un país extranjero para recibir a refugiados iraquíes.