Público
Público

Detenidos ocho piratas de televisión digital que ofrecían contenidos por 15 euros

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La Policía Nacional ha detenido a ocho personas por defraudar televisión digital mediante "cardsharing", es decir distribuían a través de internet señales de televisión de pago, completos contenidos audiovisuales, sin la autorización de su titular, a cambio de una cuota mensual de 15 euros.

En el transcurso de la operación, en la que se ha intervenido casi una veintena de descodificadores y ordenadores además de diverso material electrónico e informático, han sido imputadas otras dos personas, según informa la Policía.

Las pesquisas comenzaron cuando los agentes especialistas en investigación tecnológica (BIT) detectaron a un grupo de "servers" -personas que acceden de forma ilícita a la señal de televisiones de pago-, que operaba en las provincias de Ciudad Real, Huelva, Málaga, Murcia, Sevilla, Valladolid, Alicante, Castellón y A Coruña.

Estos "servers" redistribuían de forma ilegal la señal de las plataformas digitales a una red de clientes que captaban en foros en internet, en los que ofrecían completos contenidos audiovisuales de pago, sin la autorización de sus titulares legítimos, a cambio de una cuota mensual de 15 euros.

Para visualizar el contenido de las televisiones de pago los usuarios no necesitaban estar suscritos a ninguna señal legal, ni siquiera disponer del descodificador proporcionado por estas compañías, únicamente requerían el uso de una antena parabólica, una conexión a internet y el descodificador "pirata".

Por medio de estas conexiones, los "servers" transferían los archivos que permitían descodificar el contenido de pago codificado que se capta a través de la parabólica, supliendo así las tarjetas de abonado legales.

El descodificador era configurado de forma remota por los "servers", que controlaban de esta forma el número de clientes y la programación a la que accedían.

Ahora han sido detenidas ocho personas, pero en una primera fase de la investigación, que culminó en el mes de julio, se detuvo e imputó a más de un centenar de personas, en un macrooperativo coordinado por la BIT de la Comisaría General de Policía Judicial.