Público
Público

Díaz Ferrán pulveriza 3.000 empleos en menos de un año

Afronta hoy una junta directiva de la CEOE difícil por sus causas judiciales

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La reforma laboral recién aprobada ha dado alas al presidente de la CEOE, Gerardo Díaz Ferrán, para proclamar que esta es insuficiente pese a que facilitará a las empresas en situación difícil hacer despidos. Sin embargo, Díaz Ferrán y su socio, Gonzalo Pascual, no han necesitado acudir a recortes de plantilla en su extinto imperio turístico porque su gestión ha hecho caer tres grandes empresas desde diciembre pasado: Air Comet, Seguros Mercurio y Viajes Marsans y sus filiales. El resultado es que el presidente de los empresarios españoles ha dejado en la calle a unos 3.000 traba-jadores en menos de un año.

Ya cuando Air Comet pasaba por una situación crítica, meses antes de que Díaz Ferrán y Pascual cerraran la aerolínea el 21 de diciembre, ambos se vanagloriaban de que su empresa aguantaba sin hacer ningún expediente de regulación de empleo (ERE). Si bien, muchos trabajadores pre-ferían el ERE a estar hasta siete meses sin cobrar, como pasó.

El empresario ha dejado caer Air Comet, Marsans y Seguros Mercurio

Los 700 trabajadores de la línea aérea no han visto resuelta su situación hasta que el juez que tramita la suspensión de pagos de la compañía dio el visto bueno a un ERE de extinción de los contratos. Hasta mayo, no terminó la pesadilla para los empleados.

En Seguros Mercurio, la disolución desembocó en el cierre de la compañía y dejó en la calle a unos 80 trabajadores. Mientras, en Viajes Marsans y sus filiales, los 2.100 empleados también han tenido que esperar un ERE de extinción de los contratos.

El presidente de la patronal tuvo ayer cena con sus 21 vicepresidentes

Las cinco causas judiciales que acosan a Díaz Ferrán minan cada día más sus apoyos internos en la CEOE. El primer golpe ha sido la sentencia condenatoria que recibió la semana pasada el empresario, adelantada por Público, y que le obliga a pagar de su bolsillo dos nóminas a un empleado de Air Comet.

Con estos problemas judiciales de fondo, la CEOE celebra hoy comité ejecutivo y junta directiva. Pero parece que sigue sin haber una voz que quiera alzarse contra Díaz Ferrán, lo que no da grandes esperanzas a los críticos de que hoy se fuerce su marcha.

Desde luego, no se esperaba que nadie hablase en la cena que los 21 vicepresidentes de la patronal tuvieron ayer con el jefe de la CEOE, según explicaron a este diario algunos de los convidados. Sobre su situación y su posible salida 'ni se habla' en los encuentros, según las citadas fuentes. Pese a que 'el enfado es generalizado, nadie quiere ser el Bruto', en referencia al político romano que participó en el asesinato de Julio César. La única esperanza es una revuelta en la junta directiva, menos controlada por Díaz Ferrán.