Publicado: 16.01.2014 11:43 |Actualizado: 16.01.2014 11:43

Una de las diputadas críticas del PSC acatará la disciplina de voto pero da a entender que los otros tres no

El resto de críticos votarán a favor de la petición al Congreso para que transfiera las competencias sobre la consulta a Catalunya. Laia Bonet también anuncia que abandona la dirección del partido.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

La diputada del PSC en el Parlamento catalán Rocío Martínez-Sampere ha anunciado que acata la disciplina de voto del partido y dirá 'no' este jueves la proposición de ley para que el Congreso traspase la competencia para convocar un referéndum de autodeterminación. Pero en declaraciones a los medios desde los pasillos del Parlamento antes del pleno, ha explicado que, pese a acatar las directrices del partido, ha presentado su dimisión como miembro de la Ejecutiva del PSC y del Secretariado, el núcleo duro de la dirección socialista.

Martínez-Sampere era partidaria de abstenerse, pero ha argumentado que "una sola abstención" en el grupo socialista de poco hubiera servido, una consideración que da a entender que los tres diputados críticos del grupo que no han anunciado qué votarán sí se desmarcaran de la disciplina de voto para decir 'sí'. "He trabajado incansablemente hasta el último minuto para que el PSC pudiera tener una posición de unidad que representara toda su pluralidad y sus posiciones favorables a hacer una consulta, algo que no ha sido posible", ha explicado Martínez-Sampere a los medios antes del inicio del pleno extraordinario en el Parlament.

Tras dejar claro que "en ningún caso" su voto "sería favorable a lo que hoy se plantea, porque es un procedimiento con el guión escrito", y que una "sola abstención no es relevante en términos de que Catalunya consiga sus anhelos legítimos", ha apuntado que considera "más responsable estar con lo que ha decidido la democracia interna del partido, aunque no comparta su decisión".

"Si creyera hoy que mi sola abstención haría que el país consiguiera poder ejercer el derecho a decidir, o fuera una votación de principios, y no de procedimientos, sobre si estamos o no a favor de este derecho, estas consideraciones hubieran pasado por encima de otras", ha recordado.

Por ello, a pesar de evidenciar su "compromiso para trabajar por un PSC fuerte y plural desde dentro", la parlamentaria, en cuyo horizonte está presentarse a las primarias del partido a la alcaldía de Barcelona, ha anunciado que ha presentado su "renuncia" a la comisión ejecutiva del partido, de la que forma parte.

"El PSC es un partido imprescindible para Catalunya, pero como también necesita cambios profundos en la manera que tiene de gestionar su complejidad, su pluralidad y la manera de ejercer sus liderazgos, me comprometo a impulsar estos cambios dentro del PSC, que en estos momentos son incompatibles, porque se tienen que hacer desde abajo y desde dentro, con seguir formando parte de la dirección, a la que acabo de presentar mi renuncia", ha detallado.

Junto a la dimisión de Martínez-Sampere este mediodía El Periódico de Catalunya informaba en su página web de la decisión de la exdiputada Laia Bonet de abandonar también la Ejecutiva del PSC por sus discrepancias con Navarro respecto a la consulta.