Publicado: 14.12.2014 17:59 |Actualizado: 14.12.2014 17:59

La dirección de IU saca a Gregorio Gordo del Consejo Político Federal y pide relevos en las portavocías madrileñas

La Presidencia Federal vuelve a dejar en manos de la federación madrileña el cese de los excoordinadores al frente del Ayuntamiento y del parlamento regional. La resolución no menciona a Miguel Reneses

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Otro capítulo que deja en suspense el futuro de Izquierda Unida-Comunidad de Madrid, aunque acerca a Tania Sánchez a la portavocía del grupo en la Asamblea de Madrid. Ha pasado más de un mes desde que la Presidencia Federal pidiera las dimisiones de los excoordinadores de la federación de Madrid por sus responsabilidades políticas por las decisiones que se tomaron en Caja Madrid-Bankia. Aunque no mencionaba nombres, los señalados naturales eran Ángel Pérez, actual portavoz de IU en el Ayuntamiento de Madrid; Gregorio Gordo, actual portavoz en la Asamblea regional; y Miguel Reneses, secretario federal de organización y número dos de Cayo Lara.

Las primarias para elegir candidatos en Madrid aparcaron esta resolución hasta que una nueva Presidencia ratificase esa orden después de que la Comisión Federal de Transparencia acogiera nuevas comparecencias sobre las actuaciones de las personas señaladas. Un mes después, la dirección de IU sigue sin tomar una decisión firme que zanje este culebrón que, por otra parte, profundiza la división interna de la federación madrileña.

Lo que ha dejado claro la dirección de IU, por 24 votos a favor, cuatro en contra y cinco abstenciones (de un total de 65 miembros que componen la Presidencia Federal) es que el actual portavoz regional, Gregorio Gordo, salga del Consejo Político Federal, después de que éste pusiera su cargo a disposición de Lara. La misma suerte correrá, cautelarmente, Antero Ruiz, diputado regional al que la dirección de IU-CM pidió su acta de diputado y su cese en la formación hace más de un mes, sin que surtiera ningún efecto, aunque el federal vuelve a pedir a Madrid su cese de militancia, al menos, hasta que concluya el expediente abierto.

La resolución considera que el informe de la Comisión de Transparencia (al que no ha podido acceder la prensa) "deja claramente establecidas las responsabilidades políticas que, por acción u omisión, han concurrido en los hechos investigados" y "constata actuaciones políticas no acordes ni con el código ético ni con la práctica política de IU". Esas actuaciones pasan por permitir que Miguel Blesa accediera a la presidencia de Caja Madrid, participando en la lucha interna del Partido Popular de Madrid; se repartieran tarjetas de crédito a cuenta de la entidad nacionalizada opacas a Hacienda (con las que el exvicepresidente de la caja, José Antonio Moral Santín, sacó del cajero automático más de 500.000 euros); o se vendieran preferentes.

La única novedad de esta resolución es que pone dos nombres sobre la mesa, el de Pérez y el Gordo, dejando fuera de la polémica a Reneses. La dirección federal ya que considera que es responsabilidad de la federación madrileña actuar en consecuencia. Sin embargo, conmina a IU-CM a "recoger y reconocer la puesta a disposición de la portavocía del compañero Gregorio Gordo en la Asamblea de Madrid". Gordo, después de la victoria de Tania Sánchez en las primarias, aseguró que ponía su cargo a disposición de la dirección regional, y Cayo Lara ha dado el visto bueno a esta medida. Del mismo modo insta a IU-CM a que releve al actual portavoz municipal, Ángel Pérez (presidente de la fundación de IU, FUNDESTE, que recibió subvenciones de Caja Madrid que el Tribunal de Cuentas considera irregulares).

Pérez no desempeña ningún cargo orgánico en IU, ni a nivel federal ni a nivel regional, pero sigue siendo la mano en la sombra que mueve los hilos de la federación madrileña, al menos hasta la victoria de la corriente crítica. Estas decisiones se tomarán en la Presidencia Regional que celebra este martes IU-CM. En ese órgano debe hacerse efectivo el cambio que militantes y simpatizantes decidieron al otorgar la victoria en las primarias a Sánchez y a Mauricio Valiente, actuales candidatos a la Presidencia de Comunidad de Madrid y al Ayuntamiento de la capital. Gordo había negociado esta salida durante los últimos días, sin embargo, nada se sabe de las intenciones de Pérez.

Menos aún se sabe la suerte que correrá Miguel Reneses, el número dos de Cayo Lara y coordinador de IU Madrid entre el 2000 y el 2002. Reneses fue uno de los artífices del acuerdo de estabilidad de Caja Madrid firmado en 2009 por Izquierda Unida-Comunidad de Madrid, el PP de Madrid, la antigua Confia de Comisiones Obreras y la Unión Independiente de Impositores y Consumidores. Un acuerdo que, según declaró el propio Reneses, garantizaba la "autonomía de las decisiones" en la caja, es decir, que las blindaba de injerencias del Gobierno central u otros organismos. Sin embargo, su nombre no ha aparecido en la resolución, por lo que seguirá en su puesto federal pese a su enemistad con el diputado Alberto Garzón. Paradójicamente, Reneses tendrá que ocuparse de organizar el proceso de primarias que, con toda seguridad, pondrá a Garzón al frente de la candidatura de IU a La Moncloa.

Finalmente la Presidencia ha reiterado la necesidad de que las direcciones federal y de IU-CM "refuercen el marco necesario de coordinación, colaboración y comunicación para dar respuesta a las demandas de la mayoría social trabajadora. Así las cosas, lo más previsible es que este martes IU-CM coloque a Tania Sánchez al frente de la portavocía en la Cámara regional. Menos clara es la sustitución de Ángel Pérez, ya que el candidato al Ayuntamiento, Mauricio Valiente, es diputado regional y no puede asumir la portavocía municipal.