Público
Público

El director de CECA asegura que ninguna caja o banco necesita ser rescatado

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director general de la Confederación Española de Cajas de Ahorro (CECA), José Antonio Olavarrieta, ha negado con rotundidad que ninguna caja o banco español necesite ser rescatado y ha insistido en que el problema es de liquidez y confianza, no de solvencia.

"Les puedo garantizar que ni las cajas ni los bancos necesitan que los rescate nadie, porque no existen problemas de solvencia en España", declaró este responsable de la CECA a un grupo de periodistas tras inaugurar en Bruselas las nuevas instalaciones de la Confederación.

"No entiendo por qué determinados medios de comunicación y determinadas tertulias se están dedicando a hacer énfasis en el rescate de instituciones en España".

"Afortunadamente", ha añadido Olavarrieta, "no ha habido ninguna caja ni ningún banco que necesite rescate alguno, lo que sí necesitan es que, al cerrarse el mercado exterior de la liquidez, del interbancario, para todos los países", el estado lo restablezca.

"En el caso de las cajas, nuestro nivel de solvencia nos permite encarar esta crisis con la convicción de que vamos a conseguir superarla", ha subrayado.

"Sabemos que va a incrementarse la morosidad y que va a haber muchos menos beneficios, pero esto nada tiene que ver con la solvencia".

Olavarrieta ha valorado la creación por parte del Gobierno del fondo para la compra de activos de calidad de las entidades financieras.

"Todo el mundo tiene que ir a estas facilidades, porque son liquidez", ha destacado.

Con dicho fondo, dotado en principio con 30.000 millones de euros, "el Gobierno inyecta liquidez al sistema", ha recordado el responsable de la CECA, y la operación "no tiene por qué costar nada al erario público".

"Vamos a pedir más y en algún momento el propio Gobierno se planteará que pueda incrementarse", ha vaticinado Olavarrieta.

Ha insistido, asimismo, en que "cuanta más celeridad se imprima a este proceso, mejor", porque "los bancos y las cajas van a poder seguir viviendo, y lo que hace falta es que el dinero llegue a las empresas" para evitar el incremento del paro.

También ha insistido en que estas entidades, pese a las dificultades, han seguido creciendo, lo que "no es ni más ni menos que el resultado de una política muy conservadora que han seguido las cajas" en estos últimos años, con una recapitalización voluntaria constante.

Ha negado igualmente que las fusiones entre cajas tengan nada que ver con la crisis financiera internacional.