Público
Público

El director de la Fundación Niemeyer apela al "sentido común" de Cascos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Natalio Grueso, director de la Fundación que gestiona el Centro Cultural Oscar Niemeyer, en Avilés, apeló hoy al "sentido común" de los políticos para evitar el cese de la actividad de esa entidad y aseguró que "la llave" la tiene el presidente del Principado, Francisco Álvarez Cascos.

El Centro, ha advertido Grueso, "está abocado al cierre si lo gestiona la Fundación" y el Gobierno regional no le cede para ello el control de las actividades.

La Fundación es la que tiene la "propiedad intelectual" sobre los espectáculos y acuerdos internacionales del centro y "otra cosa son los edificios, que el Principado puede hacer con ellos lo que quiera", ha precisado Grueso, que ha apuntado que Oscar Niemeyer ya conoce la situación y que "si siguen las cosas así, seguramente dirá algo".

"Yo lo que espero es que, por una vez, haya sentido común y que los políticos no creen problemas donde no los hay", ha apostillado.

Grueso asistió hoy a la rueda de prensa de presentación del espectáculo que la coreógrafa y bailaora María Pagés estrenará el 8 de octubre dedicado a Niemeyer en ese centro cultural.

"No veo bien lo que está pasando y me da pena. Confío en el buen sentido común de los asturianos y deseo que esto tenga un feliz final", ha dicho la artista.

"Esto", según ha detallado Grueso al término de la rueda de prensa, es que el centro deberá cesar en su actividad el próximo mes de noviembre porque el Gobierno de Asturias se niega a la cesión a la Fundación del control, tal y como se estableció cuando se empezó a construir el edificio.

Entonces se decidió que la gestión dependiera de una fundación mixta -en la que participa el Gobierno de España, el de Asturias, el Ayuntamiento de Avilés, la Autoridad Portuaria y entidades privadas- con el objeto de que no fueran las arcas públicas las que tuvieran que hacerse cargo del mantenimiento de la programación.

El anterior Gobierno del Principado inició el expediente de cesión a la Fundación, por un año, que se ampliaría, tras la recepción de la obra a 50 años.

"Ese periodo de un año termina ahora y el nuevo Gobierno que ha salido de estas elecciones se niega a hacer la cesión por lo que la Fundación se ve obligada a parar sus actividades, al no tener base jurídica, legal para seguir operando en estos edificios", ha señalado su director.

No sabe lo que ocurrirá pero "todos", "sobre todo la alcaldesa de Avilés", esperan que se llegue a "una solución dialogada" sobre su futuro, aunque la incertidumbre, según Grueso, ha provocado ya la pérdida de 600.000 euros por no aceptar contrataciones de eventos más allá del 15 de noviembre.

"El Gobierno autonómico dice que como es el que más dinero pone, quiere tener más control. Pero eso es falso. Ellos han aportado este año el 21 por ciento del presupuesto de esta casa", que es de 3,4 millones para 2011.