Público
Público

El director de la RAE asegura que el español puede ser el elemento que vertebre Iberoamérica

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El director de la Real Academia Española (RAE), Víctor García de la Concha, ha señalado hoy en Salamanca que la lengua española "hoy puede ser la que va a vertebrar a la comunidad iberoamericana".

García de la Concha, que ha participado en el Ciclo de Conferencias "Temas de Nuestro Tiempo", de la Fundación Caja Duero, ha subrayado la importancia del español como un idioma "vertebrador de toda una familia de pueblos".

Así, en declaraciones a los periodistas, el director de la RAE ha recalcado que en este momento hay 409 millones de hispanohablantes nativos, a los que se unirán los nueve millones de niños que en 2010 estarán estudiando español en Brasil.

Para García de la Concha, es en América "donde cobra esa fuerza que hoy tiene el español, toma un sabor americano muy propio, desde el principio".

En este contexto, ha significado que de los más de cuatrocientos millones de personas que tienen el español como lengua nativa, el noventa por ciento son hispanoamericanos.

Preguntado sobre la salud del idioma español, el académico ha señalado que como "todo organismo vivo esta pletórico" pero ha agregado que "está creciendo y evolucionando y cambia de continúo".

Respecto a las amenazas que acechan al español, el director de la RAE ha comentado que la principal es "el mal uso que los hispanohablantes hacemos de él".

García de la Concha también ha incidido en el significado que tendrá la nueva gramática del español que están confeccionando las academias americanas y la española.

Ante un concurrido auditorio, el Director de la RAE ha disertado en torno al nacimiento del castellano y su proceso de universalización.

Un dialecto romance que se fue convirtiendo en un idioma hablado por millones de personas en el mundo y que es fruto de "un intenso mestizaje", ha apuntado el académico.

García de la Concha ha analizado el proceso de expansión del castellano por toda la península y posteriormente por América, donde ha alcanzado su mayor expansión tras la independencia de las provincias ultramarinas y el nacimiento de las jóvenes repúblicas.