Público
Público

La directora del FMI lleva ocho horas en el juzgado donde se la interroga por malversación de fondos

Christine Lagarde prestará declaración sobre su actuación en un arbitraje que dio 285 millones al empresario francés Bernad Tapie, aliado de Sarkozy, cuando era ministra de Finanzas.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La directora gerente del FMI, Christine Lagarde, lleva ocho horas en el juzgado donde será interrogada sobre su actuación en un procedimiento de arbitraje que resultó en un pago de 285 millones de euros a un aliado del ex presidente Nicolas Sarkozy.

Lagarde se arriesga a ser puesta bajo una investigación formal en la vista por la decisión que tomó en 2007, cuando era ministra de Finanzas con Sarkozy, poniendo en marcha un arbitraje para poner fin a una larga batalla judicial entre el Estado y el empresario Bernard Tapie.

Bajo la ley francesa, ese paso significará que existe una 'evidencia seria o consistente' que señala a una probable implicación de un sospechoso en un delito. Está un paso más cerca del juicio, aunque muchas de estas investigaciones se han retirado sin celebrar juicio.

Este paso podría poner en una situación incómoda al Fondo Monetario Internacional, cuyo ex director gerente, el francés Dominique Strauss-Kahn, renunció en 2011 por un escándalo de agresión sexual, y para una mujer que fue votada como la más influyente por la revista francesa Slate.

'Es un placer verlos', dijo una sonriente Lagarde a periodistas, a su llegada al tribunal francés para un procedimiento que podría durar hasta el viernes.

No está acusada de beneficiarse económicamente del pago y ha negado cualquier comportamiento incorrecto al optar por el proceso de arbitraje que enriqueció a Tapie. Con intereses, la suma llegó a los 403 millones de euros.

El FMI confirma su confianza en Lagarde para 'seguir desarrollando sus funciones de forma eficaz' Sin embargo, un tribunal especializado en casos que implican a ministros, apunta a Lagarde por complicidad en malversación de fondos debido a que ignoró a los técnicos que rechazaban ese procedimiento.

Fuentes cercanas al consejo de administración del FMI han dicho que no están preocupados y que confían en que Lagarde no se benefició del procedimiento. Pero agregaron que revisarían su postura si los procedimientos judiciales la apartaban de su cargo.

Tapie, un ex ministro socialista que después se convirtió en partidario del conservador Sarkozy, dijo que el banco Credit Lyonnais, ahora parte de Credit Agricole, lo defraudó por revender más tarde su participación por una suma mucho más alta. Credit Lyonnais ha negado que actuara mal.

El actual ministro de Finanzas, Pierre Moscovici, dijo al diario francés Le Monde que Lagarde seguía teniendo el apoyo del Gobierno francés, pero aseguró que apelaría contra la indemnización en el proceso de arbitraje si finalmente era imputada.

El FMI ha vuelto a expresar este jueves su 'confianza' en la capacidad de la directora gerente la institución, Christine Lagarde, para 'seguir desarrollando sus funciones de forma eficaz', el mismo día que comparece ante el Tribunal de Justicia de la República francesa en relación con un presunto trato de favor en el pago de una indemnización millonaria al multimillonario empresario Bernard Tapie. 

En rueda de prensa, el portavoz del FMI, Gerry Rice, incidió en repetidas ocasiones ante las preguntas de los periodistas en la confianza del comité ejecutivo en Lagarde, y recalcó que no sería 'correcto' hablar de un caso que se encuentra actualmente siendo tratado por las autoridades judiciales francesas. En este sentido, remarcó que el comité ejecutivo ha sido informado 'en varias ocasiones, y recientemente' por los asesores jurídicos del fondo sobre este caso, y se remitió a la declaración más reciente realizada por el órgano gestor del fondo tras su reunión del pasado mes de marzo.