Público
Público

La disidencia china acudirá a la entrega del Nobel de la Paz de Liu

Las autoridades chinas no han autorizado la salida a nadie para recoger el premio en Oslo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

El asiento del disidente chino Liu Xiaobo permanecerá vacío en la ceremonia de entrega, el viernes, del Premio Nobel de la Paz. Las autoridades de Pekín que consideran al intelectual 'un delincuente' no han autorizado a nadie acudir a Oslo para recoger el galardón, y eso a pesar de la presión de personalidades de la comunidad internacional como el checo Vaclav Havel. Cuarenta opositores chinos en el exilio confirmaron el domingo por la noche que asistirán a la ceremonia.

En un artículo publicado el domingo en The Observer, el arzobispo surafricano Desmond Tutu, premio Nobel de la Paz 1984, y el ex presidente checo Vaclav Havel instaron a Pekín a liberar a Liu Xiaobo y a su esposa, en arresto domiciliario. 'Aunque él sólo es uno de los 1.300 millones de casos, la historia del premiado Nobel de la Paz este año, Liu Xiaobo, es tristemente emblemático de la intolerancia a la expresión individual del Gobierno chino', escriben Tutu y Havel.

Los activistas prodemocracia no esperaron a la comunidad internacional para actuar: cientos de personas marcharon el domingo y este lunes en las calles de Hong Kong para exigir la liberación de Liu, que cumple una condena de 11 años de cárcel desde 2009.

Desde Estolcolmo, donde recibirá este martes el Nobel de Literatura, el escritor Mario Vargas Llosa ha expresado su solidaridad con Liu: 'Me parece magnífico que hayan premiado a un gran luchador chino, que lucha por la democracia en su país'.

La familia de Liu Xiaobo, que no fue autorizada a salir de China, lamenta la ausencia en la ceremonia del viernes de la Alta Comisionada de la ONU para los Derechos Humanos, Navi Pillay.