Público
Público

Doce incendios siguen activos en Portugal, dos en el parque Peneda-Gerés

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

Doce incendios seguían hoy activos en Portugal, entre ellos dos en el parque natural Peneda-Gerés, fronterizo con Galicia, informó hoy Autoridad Nacional de Protección Civil (ANPC).

A pesar de que la oleada de incendios en el país ha remitido este fin de semana, la llamas amenazaban las sierras de Peneda y Gerés, dos de las joyas medioambientales de Portugal, donde está el exclusivo "Bosque del Cabril".

El incendio de Mezio-Travanca, en Arcos de Valdevez, distrito de Viana do Castelo, consume área forestal desde hace seis días y, según la ANPC, se empleaban allí 162 efectivos, tres helicópteros y dos avionetas.

Este fuego, que tenía varios frentes activos, llegó a amenazar algunas viviendas de la aldea de Soajo, cuyos vecinos vivieron una inquietante madrugada.

El segundo incendio en el Peneda-Gerés está situado en Fafiao, en la localidad de Montalegre, distrito de Vila Real, y en él trabajaban 14 bomberos, dos vehículos terrestres y un helicóptero.

Aunque sus proporciones no son especialmente preocupantes, el principal peligro de este incendio es su proximidad al "Bosque del Cabril", cuya superficie ya ha padecido la voracidad de las llamas.

Esta zona, que se mantiene casi virgen por apenas haber sufrido la intervención humana, cuenta con robles centenarios, encinas y una gran variedad de especies animales, como gatos salvajes, cabras montesas, anfibios, reptiles y topos de agua.

Otras de las joyas naturales acechadas por las llamas ha sido el parque natural de Serra da Estrela, próximo a la región española de Castilla y León.

En Gouveia, distrito de Guarda, un incendio deflagró esta madrugada y ha vuelto a encender las alarmas de las autoridades, que han sofocado varios fuegos en esa misma zona durante la última semana.

A pesar de que las temperaturas han descendido, las autoridades continúan en estado de alerta, sobre todo por el viento, que ha dificultado la extinción de varios focos.

Las últimas estimaciones elevaban la superficie ardida durante este año en Portugal a más 74.000 hectáreas, de las que unas 58.000 correspondieron al presente mes de agosto.

De acuerdo con cálculos oficiales, los incendios forestales pueden causar al país pérdidas de 210 millones de euros.

Los fuegos estivales, atribuidos en su mayoría a la acción del hombre, han provocado la muerte de tres bomberos, la evacuación temporal de aldeas y el corte de carreteras.