Público
Público

Documentos implican a Menem en un escándalo de Siemens, según la prensa alemana

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

En el escándalo sobre el supuesto pago de sobornos de la empresa alemana Siemens en Argentina han aparecido documentos que refuerzan las sospechas de que el propio ex-presidente Carlos Menem se benefició de estos cobros ilegales.

Según informaciones del semanario alemán "Der Spiegel", existe un documento manuscrito sobre una conversación mantenida entre colaboradores de Siemens y sus interlocutores en Buenos Aires que podrían confirmar estas sospechas.

En el papel se enumera una serie de "destinatarios finales" de pagos, todos ellos mencionados únicamente con iniciales.

Así, por ejemplo, se habla de que "CC" y "HF" del ministerio del Interior habrían percibido 9,75 millones de dólares y que "CM" habría cobrado 16 millones de dólares.

Detrás de estas siglas se esconderían los nombres del ex-ministro del Interior Carlos Corach, su secretario de Estado Hugo Franco y finalmente el propio Carlos Menem.

Otros 7,5 millones habrían sido abonados a "CS", detrás de quien se supone que se oculta el nombre de Carlos S., ex-miembro del consejo de vigilancia de Siemens en Argentina, quien supuestamente tenía excelentes contactos con Menem.

La nota en cuestión, calificada de "confidencial", obra en manos de la fiscalía de Múnich, encargada de toda la investigación del escándalo de Siemens sobre sobornos en muchos países.

Las investigaciones relacionadas con Argentina se centran en supuestos pagos irregulares al gobierno de Buenos Aires, en 1998, para un contrato millonario firmado con el gobierno de Menem para el suministro de sistemas digitalizados de control de pasaportes y documentos de identidad.

En 2001, el sucesor del Menem al frente del gobierno, Fernando de la Rúa (1999-2001) canceló el contrato y denunció que la administración de Carlos Menem (1989-1999) recibió pagos indebidos, lo que llevó a Siemens a demandar al gobierno de Buenos Aires por incumplimiento de contrato.

El Centro Internacional de Arbitraje de Disputas de Inversiones (CIADI), dependiente del Banco Mundial, condenó en febrero 2007 al gobierno a pagar 217,8 millones de dólares a Siemens.

A raíz del escándalo, el gobierno solicitó en junio de 2007 al CIADI que revise la sanción.

Según las informaciones que "Der Spiegel" publicará en su edición del lunes, las sospechas no se limitan al periodo de gobierno de Menem, sino podrían afectar también a De la Rúa.

La fiscalía alemana está investigando por qué en enero de 2001, cuando ya gobernaba de la Rúa representantes de Siemens cerraron un contrato con una empresa suiza, dirigida nada menos que por el citado Carlos S.

Según el semanario, esto hace sospechar que también el gobierno de De la Rúa podría haber recibido pagos a través de esa empresa suiza para continuar el proyecto que había quedado suspendido.

De acuerdo con estas informaciones, el entonces responsable de Siemens para Sudamérica Uriel Sharef se reunió a finales de 2000 con De la Rúa, quien, según fuentes de la investigación alemana, le habría prometido seguir adelante con el proyecto.

Sin embargo, el gobierno argentino paró definitivamente el contrato en mayo de 2001, lo que plantea una serie de incógnitas a la fiscalía.

En mayo pasado Siemens presentó un informe de la compañía auditora estadounidense Debevoise & Plimpton en el que apunta a numerosos delitos de corrupción durante varios años, en casi todas las divisiones de la compañía auditadas y en varios países.