Público
Público

Por fin sabemos qué era Don Pimpón

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

¿Era un oso, era un búho, era un pinzón?... La pregunta que todos los ya no tan niños de España que en su día no se perdieron ni un capítulo de Barrio Sésamo se siguen haciendo es... ¿qué demonios era Don Pimpón? Pues su espera e incertidumbre ha terminado. Resulta que el entrañable compañero del erizo Espinete era un muñeco fabricado a imagen y semejanza del actor que le daba vida. Es decir, Don Pimpón era Alfonso Vallejo. Tanto por dentro como por fuera.

El propio actor lo ha desvelado en una entrevista en el blog Sufridores en casa, en la que resuelve uno de los mayores misterios de la televisión española. '¿Sabes qué era Don Pimpón? ¡Era yo! ¡Con mis barbas y todo!', le responde al periodista a la pregunta del millón. Y le explica que todo surgió cuando fue elegido para hacer la segunda parte de la popular serie para niños que emitió TVE en los años 80: 'Me llamaron para una sesión de fotos, me hicieron fotos frontales, laterales y de todo lados, y las mandaron al taller de Jim Henson, y le dijeron 'queremos un muñeco basado en este tío''.

Vallejo también reconoce los problemas que tenía para enfundarse el complicado y abigarrado disfraz: 'Don Pimpón era una marioneta entera. Como con una mano tenía que moverle la boca, Don Pimpón lo que tenía era efectivamente un brazo armado, ortopédico, con un nylon que los padres lo verían y los niños no'. Y aquel traje, recuerda, 'era terrible, como una sauna'. El actor, no cansado de meterse en la piel de Don Pimpón, asumió también el reto de hacer de Astrako en Los mundos de Yupi. 'El traje de Astrako también tenía lo suyo. Un día hice una prueba, y después de actuar me quité la camiseta que tenía debajo del traje, empapada de sudor, y la estrujé encima de un vaso vacío... y lo llené', comenta a modo de anécdota.

Por último, Vallejo explica las razones por las que Los mundos de Yupi sucedió al exitoso Barrio Sésamo en la parrilla de TVE: 'Yo creo que Barrio Sésamo desapareció por la carestía del producto (...) De Barrio Sésamo la mitad era material americano, y se pagaba una viruta muy grande por ellos, aunque ellos hacían los muñecos (...) Se hizo Los mundos de Yupi, un producto 100% español para no pagar rollalties'.