Público
Público

Los eclipsados de Blas Infante

El PSOE homenajea a los asesinados junto al padre del andalucismo hace 75 años

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El PSOE andaluz se adelantó en solitario al carrusel de actos por el 75º aniversario del asesinato de Blas Infante, en la madrugada del 10 al 11 de agosto de 1936, con un homenaje que quiso abarcar no sólo al padre del andalucismo, sino especialmente a los que perdieron la vida junto a él en el kilómetro 4 de la carretera de Carmona y a los socialistas sevillanos fusilados, entonces o pocos días antes. No es fácil que alguien cincele el nombre de un muerto en la memoria colectiva si falleció junto a una figura de la carga simbólica de Infante, que todo lo eclipsa. Pero se hizo un intento, hasta ahora inédito, de reparar esa amnesia.

'Seis hijos, tenía seis hijos', repetía Juan Ramón Troncoso, presidente de la Asociación Manuel Barrios Jiménez, que lleva el nombre del que fue diputado a Cortes y secretario general del PSOE, asesinado junto a Infante. 'Sin querer quitar protagonismo a Blas Infante, esto es un acto de justicia', señalaba. La misma madrugada fatal de Infante fueron asesinados José González y Fernández de Labandera, médico, ex alcalde de Sevilla, diputado y al igual que Barrios Jiménez e Infante masón. 'Aquella fue fundamentalmente una saca de masones', explica Juan Gallo, comisario andaluz de Memoria Histórica.

Junto a estos fueron asesinados Fermín de Zayas, secretario de la Gran Logia Regional del Mediodía; y Emilio Barbero, teniente de alcalde de Sevilla. El día 5 habían sido pasado por las armas en el mismo cortijo José Manuel Puelles, médico y presidente de la Diputación, y José Luis Relimpio, médico y delegado provincial de Trabajo. Al día siguiente, presumiblemente de un tiro en la nuca, fue asesinado el diputado socialista José Moya. Rosa Moya, su hija, estaba en el acto, celebrado en el Cortijo Gota de Leche, junto al monolito y la estatua erigidos en memoria de Infante. Por una casualidad lírica, otra Rosa, Rosa Torres, presidenta del PSOE andaluz, entregó a Rosa Moya una rosa de recuerdo.

'Este es un acto por todas las víctimas, desde el grito de reconocimiento y no desde el silencio de la ignorancia', dijo Torres. Al mismo asistió la presidenta del Parlamento, Fuensanta Coves, y el secretario provincial del PSOE, José Antonio Viera. Miembros de colectivos memorialistas y asistentes a título personal llevaron banderas republicanas y taparon una simbología con alusiones monárquicas que hay junto a la estatua de Infante. Los organizadores del acto habían tapado, a su vez, una pintada al pie del monolito en la que se leía: 'Independencia'.

El PSOE andaluz ha roto este año su modo de proceder habitual adelantándose por su cuenta al acto institucional unitario en el kilómetro 4 en la carretera de Carmona, enclave que se convertirá en el primero considerado Lugar de la Memoria por la Junta, una nueva figura de protección de enclaves vinculados a la Guerra Civil y la represión.