Público
Público

Educación asegura que la huelga ha sido "nula" en Primaria, pero no estaba convocada en ese sector

La valoración ofrecida por el departamento de Wert no ofrece datos concretos sobre el seguimiento del paro convocado por el Sindicato de Estudiantes

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

'El Ministerio de Educación, Cultura y Deporte, basándose en los datos recopilados por las Comunidades Autónomas, verifica una incidencia muy desigual de la huelga convocada para el día de hoy. La repercusión es prácticamente nula en Educación Primaria, escasa en la Educación Secundaria Obligatoria y algo mayor en Bachillerato'.

Así comienza el comunicado sobre el seguimiento de la huelga educativa que el Ministerio de Educación ha enviado hoy a los medios. Sin embargo, el Sindicato de Estudiantes sólo había llamado al paro a los alumnos de Secundaria, FP, Bachillerato y Universidad; no a los de Primaria.

La nota del departamento de José Ignacio Wert reconoce la 'falta de información' de que disponen debido, dice, a que las Comunidades Autónomas no le están facilitando datos. De hecho, en Madrid, la consejera del ramo, Lucía Figar, también se ha limitado a sentenciar que la huelga ha tenido una 'escasísima incidencia', sin concretar más datos al respecto. 'La mayoría de los alumnos está en las aulas y trabajando y creo que hacen muy bien', declaró la consejera de Educación durante una acto en el Club de Esgrima de Madrid, informa Europa Press.

'La falta de información respecto a varias Comunidades Autónomas impide facilitar, en estos momentos, siquiera una aproximación al porcentaje de seguimiento', añade el documento del ministerio. Aun así, Educación asegura que 'en ningún caso' la cifra de seguimiento ofrecida por el sindicato convocante 'se aproxima siquiera remotamente' a los recopilados por el Gobierno hasta el momento.

El Sindicato de Estudiantes, por su parte, ha cifrado en 'un porcentaje cercano al 90%' la media de seguimiento de los paros.  Madrid, Andalucía, País Valencià, Extremadura, Aragón, Asturias y Galicia son las comunidades donde la huelga ha tenido más éxito, 'con porcentajes de seguimiento que oscilan entre el 80 y el 95%'. En Catalunya, Rioja, Murcia, Castilla y León, Castilla-La Mancha y Canarias la huelga está teniendo un respaldo superior al 75% -siempre según los convocantes- y en Euskadi y Navarra decenas de institutos se han secundado también la convocatoria.



Mientras el ministerio informaba vagamente sobre los datos de seguimiento de la huelga estudiantil, la secretaria de Estado de Educación, Formación Profesional y Universidades aprovechaba la ocasión para intentar desacreditar a los profesores y, con ello, menospreciar la protesta.

Montserrat Gomendio lanzó un mensaje a los padres -que el próximo 24 de octubre también se unirán a las movilizaciones, como ya hicieron el pasado 9 de mayo- para que no se fíen de los motivos de los docentes: les recordó los profesores tienen un puesto de trabajo asegurado, a diferencia de la mayoría de ellos.

'Hay que tener en cuenta, de cara los padres, que el colectivo de docentes tiene un puesto de trabajo asegurado y, sin embargo, los padres se están enfrentando a unas tasas de desempleo muy elevadas y dificultades económicas importantes', sentenció en su valoración del primer día de huelga.

La secretaria de Estado también ha indicado que evitar que los alumnos acudan a las aulas y no permitir que sigan mejorando su formación 'no beneficia a nadie: ni a padres ni a alumnos ni a la sociedad en su conjunto'. Gomendio ha acusado a los sindicatos docentes de secundar y animar a la huelga con razones que 'nada tienen que ver' con la reforma educativa del Gobierno, y les ha acusado de justificar este paro sobre la base de unas reclamaciones laborales del profesorado, que tienen que ver con 'mejoras salariales, disminución de la carga lectiva y de los alumnos por aula'.

'Las razones no están en absoluto relacionadas con la reforma educativa', ha aseverado la secretaria de Estado, que reconoce que lo 'único' que puede preocupar a los padres es el aumento de la ratio, aunque les recuerda que, en este punto, España 'sigue por debajo' de la media de la OCDE y de varios países con mejores resultados.