Público
Público

EE.UU. ve indicios alentadores en el mercado laboral tras la caída del desempleo al 10 por ciento

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El desempleo en EE.UU. registró en noviembre un descenso inesperado hasta el 10 por ciento, en lo que supone un nuevo indicio alentador de que la peor recesión desde la II Guerra Mundial está llegando a su fin.

El Departamento de Trabajo dijo hoy que las empresas despidieron el noviembre a 11.000 personas, una cifra mucho menor que la esperada, lo que hizo que el índice de desempleo pasase del 10,2 al 10 por ciento.

"Hay una moderación sustancial en la pérdida de empleos", reconoció la secretaria de Trabajo, Hilda Solís, quien recordó que solo en enero pasado, mes en el que comenzó su mandato Barack Obama, se perdieron más de 740.000 empleos.

El propio presidente, que participó hoy en una reunión con votantes en Pensilvania, reconoció que los datos del empleo difundidos hoy son "una noticia modestamente alentadora".

Se trata de "una buena noticia", dijo, aunque reconoció que "las buenas tendencias no sirven para pagar el alquiler" y que aún "queda mucho por hacer".

Desde que comenzó la recesión hace dos años, la mayor economía del mundo ha perdido unos 7,3 millones de puestos de trabajo, pero Hilda Solís sostuvo hoy, en una conferencia telefónica, que el plan de reactivación económica promulgado en febrero "ha contribuido en la creación o protección de 1,5 millones de empleos".

"Estas son las mejores cifras en 22 meses", comentó el portavoz de la Casa Blanca, Robert Gibbs. "La política económica está en la dirección correcta", agregó.

Ayer el mandatario inauguró en la Casa Blanca un foro para la creación de empleo con la participación de empresarios de grandes y pequeñas compañías, académicos, sindicalistas y expertos financieros.

Los analistas esperaban que el índice de desempleo se mantuviera en el 10,2 por ciento, la más alta en 26 años, y que la pérdida de empleos fuera de alrededor de 100.000.

Los mercados reaccionaron con entusiasmo similar al del Gobierno y hubo alzas en los índices de Wall Street, así como en la cotización del dólar estadounidense.

El informe del Departamento de Trabajo mostró que el mes pasado aumentaron las horas trabajadas, se incrementó el empleo a tiempo parcial y un alto porcentaje de industrias contrató trabajadores.

El aumento en las horas trabajadas es un indicio de que las empresas empiezan a aumentar su demanda de mano de obra y, a menudo, le sigue el incremento en la contratación.

Y aunque en el sector fabril continuó la pérdida de empleos -41.000 en noviembre-, el incremento en la semana laboral del sector señala que pronto los dueños de las firmas manufactureras tendrán que contratar más empleados.

La construcción perdió el mes pasado 27.000 puestos de trabajo.

Pero la destrucción de empleos en estos dos sectores fueron compensadas por los incrementos en el sector de la salud y la educación, y el aumento en el empleo temporal.

De todos modos, el número de personas que han estado sin empleo por más de seis meses subió a 5,9 millones y representan el nivel sin precedentes del 38,3 por ciento de todos los desempleados.

El Departamento de Comercio tuvo hoy otra noticia grata para el Gobierno de Obama y alentadora para los mercados: los pedidos de bienes a las fábricas de Estados Unidos aumentaron un 0,6 por ciento en octubre, el sexto incremento mensual consecutivo, encabezado por los encargos de bienes no duraderos.

La mayoría de los analistas, a la luz de informes sectoriales, había calculado que en octubre no habría habido cambios en este indicador.