Público
Público

Un empresario revela que hubo facturas falsas en el Palma Arena

Un testigo revela que se facturaron 1,8 millones de euros por una lona que costó sólo 800.000

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

La UTE del Palma Arena facturó por una lona el triple de lo que le había costado. El responsable de la empresa Tecnoeventos, Jordi Casesnoves, que diseñó e instaló la tela, recibió por sus servicios 600.000 euros, mientras que la Unión Temporal de Empresas responsable de las obras del velódromo, formada por Melchor Mascaró y FCC, extendió una factura de 1,8 millones de euros al consorcio del pabellón por el mismo concepto. Así se desprende de la declaración de Casesnoves, que compareció como testigo, ayer, durante casi dos horas, ante del juez instructor del caso, José Castro, a quien dijo sentirse 'indignado' y 'una víctima de la UTE'. tal como atestiguó el abogado Felipe Amengual.

Del mismo modo en que, parece, se hizo todo en el Palma Arena, la lona se pidió y se instaló con prisas. Fue a raíz de una prueba de cámara que desveló que entraba demasiada luz exterior desde los laterales del velódromo como para que las cámaras tomaran buenas imágenes. Y es que los organizadores del Mundial de Ciclismo de 2007 se habían comprometido a retransmitir por televisión las competiciones.

Fue Jorge Moisés, el ex gerente del consorcio del pabellón, quién se encargó de buscar una empresa que pudiera instalar una lona que paliara la luminosidad. La escogida fue Tecnoeventos, que ya había trabajado para el Palma Arena, instalando las plataformas de les escenarios. Finalmente, se compraron 10.000 metros cuadrados de lona de máxima calidad, conocida con el nombre de Ferrari. Los operarios empezaron a colocar el material en la terraza norte, un trabajo que dejaron inacabado porque era más urgente cubrir la parte sur. Después de instalar un tercio de la lona, la dirección técnica decidió que no era necesario colocar el resto. Así, de los 10.000 metros cuadrados que se adquirieron, se sobraron más de 6.000. Como la tela no se podía retornar, se dejó en un almacén de Binissalem. La UTE, al no usarse todo el material, intentó renegociar el precio e incluso amenazó con acudir a los tribunales, tal como figura en la declaración de diversos testigos recogidos en el sumario del caso. La empresa aceptó reducir su factura en más de 100.000 euros. Sin embargo, la factura que la Unión Temporal de Empresas cobró al consorcio fue por un cantidad total de 1,8 millones de euros.

El juzgado de instrucción número 3 de Palma proseguirá su investigación el lunes 31 con la declaración del cuñado del ex presidente balear, Jaume Matas, y ex gerente del PP de les Illes, Fernando Areal.

La presidenta del PP balear, Rosa Estaràs, aseguró ayer que las cuentas del su partido fueron intervenidas por el Tribunal de Cuentas y que están a disposición de todo aquél que los quiera consultar. Son, dijo, unas cuentas “transparentes y de acuerdo con la legalidad”. “Niego taxativamente una financiación irregular del partido. No se ha producido esta circunstancia ni se producirá porque somos un partido serio y honrado”, añadió. Además, la líder conservadora afirmó que uno de los objetivos del partido es “combatir la corrupción”. En este sentido aseguró que si alguno de los miembros del PP imputado en el caso Palma Arena es culpable espera que “todo el peso de la ley caiga sobre él”. Estaràs se desvinculó de la trama y aseguró que nunca asistió a ninguna reunión sobre el velódromo.