Público
Público

Encuentran bajo la nieve el cadáver de un joven que desapareció en Peñalara

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Los grupos especiales de Montaña de los Bomberos de la Comunidad de Madrid, de la Guardia Civil y de la Cruz Roja han encontrado muerto hacia las 17,50 horas de hoy a un joven de 24 años que desapareció ayer en la zona de Peñalara y que, al parecer, ha fallecido sepultado por una avalancha de nieve.

Según han informado a Efe fuentes de Emergencias 112 de la Comunidad, el cadáver ha sido encontrado a unos 2.000 metros de altura, encima del tubo central de la sierra madrileña de Peñalara, un área donde en las últimas horas se han producido media docena de avalanchas de nieve.

La mayor de estas avalanchas pudo sepultar al montañista y provocarle la muerte, según el 112, que ha explicado que el cadáver se ha localizado a raíz de una búsqueda muy minuciosa, realizada "hombro a hombro" por Bomberos del GERA, el SEREIM de la Guardia Civil y efectivos de Cruz Roja.

Estos agente han utilizado unos instrumentos de detección, a modo de palos muy finos, que se hunden en la nieve y que en muchas zonas no lograban alcanzar el suelo, ya que la capa superaba los 5 metros de altura.

La familia del joven ha sido ya informada del hallazgo y ha tenido que recibir asistencia psicológica de la Cruz Roja.

El cadáver del montañero permanecía a media tarde de hoy en la zona donde ha sido encontrado, a la espera de que el juez ordenara su levantamiento.

La falta de luz hizo que en principio se pensara en transportar "a mano", en una camilla, el cuerpo sin vida del excursionista hasta una zona accesible, pero finalmente el juez ha autorizado trasladarlo en helicóptero al Puerto de Cotos, donde un furgón fúnebre lo ha recogido y lo ha llevado hasta Madrid.

El joven madrileño llevaba desaparecido desde ayer viernes y su coche había sido localizado en el aparcamiento de Cotos, con una funda vacía de raquetas para andar por la nieve guardada en el interior.

El montañero llevaba puestas, sin embargo, unas botas con pinchos en las suelas especiales para caminar por la nieve y el hielo, y junto a su cadáver ha aparecido un bastón con el que se debió ayudar en su marcha por la sierra.

En el dispositivo de búsqueda han intervenido además tres helicópteros (dos del GERA y uno del SEREIM) y un perro especializado en rescates en montaña del servicio cinológico del instituto armado con base en Barco de Ávila.