Publicado: 07.11.2014 14:45 |Actualizado: 07.11.2014 14:45

Endesa dice que repartirá el 84,5% de sus ganancias de 2015 entre los accionistas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Endesa situará su pay out (el porcentaje de las ganancias que se dedican a dividendos) en el 84,5% en el ejercicio 2015 y considera que las retribuciones comprometidas con los accionistas se realizarán con cargo a los flujos de caja del negocio y sin necesidad de elevar el endeudamiento neto consolidado. La eléctrica realiza este anuncio en el folleto de la Oferta Pública de Venta (OPV) de acciones lanzada por su principal accionista, Enel , para la colocación entre inversores particulares e institucionales de una participación entre el 17% y el 21,9% de la eléctrica española.

La política de dividendos diseñada por Endesa, en la que se contempla un incremento de la retribución del 5% en 2015 y en 2016, conducirá a la compañía a situar el pay out en el 80,6% en el segundo de estos dos ejercicios. Con estos porcentajes, la eléctrica se ve en condiciones de responder a las exigencias de dividendo "mínimo" sin recurrir a endeudamiento adicional, indica en el folleto de la OPV.

Los dividendos que se entreguen en 2015 y en 2016 se realizarán "exclusivamente" en efectivo, con lo que no se recurrirá a la fórmula del scrip dividend, en la que se da la opción al accionista de recibir el dividendo en efectivo o en acciones. Estos dividendos se abonarán en dos pagos anuales, en enero y en julio. Para el próximo año, el consejo de administración ya ha acordado abonar una retribución con cargo a las cuentas de 2014 de 0,76 euros, cuyo importe implicará el reparto de 800 millones.

Endesa describe en el folleto algunos de los riesgos para su actividad, entre ellos las posiciones "condiciones económicas y políticas adversas" en los países en los que opera, esto es, en España y Portugal, así como en el conjunto de la eurozona. Su actividad, explica, está sometida a "un amplio conjunto de normas", de modo que los cambios regulatorios pueden afectar "negativamente" al negocio. También advierte de los riesgos asociados a la "liberalización del sector eléctrico o a la imposición de nuevos objetivos en la Unión Europea".

Como parte de la operación, Enel prevé ingresar entre 2.375 y 3.064 millones de euros, en función de si coloca un 17% o un 21,9% del capital de Endesa al precio máximo previsto, de 15,5 euros.

Pese a haber anunciado públicamente que pujaría tanto por los activos de distribución como por los de comercialización de E.On, la eléctrica española Endesa sólo ha presentado una oferta por este último negocio, el más pequeño de los que tiene en venta la empresa alemana. Según consta en el folleto de venta de acciones de su accionista mayoritario, la italiana Enel, Endesa ha presentado oferta vinculante por el negocio de comercialización en España de la electrica alemana, que supone el 3 por ciento de la energía que se comercializa en el país. "A fecha de registro del folleto, Endesa ha presentado una oferta vinculante de adquisición del negocio de comercialización de E.On en España, sujeta, entre otras condiciones, a la correspondiente autorización por parte de las autoridades de defensa de la competencia", dijo Endesa en el folleto.

Anteriormente, el presidente de Endesa, Borja Prado, había dicho que estaban interesados tanto en distribución como comercialización. "Solo estamos interesados en una parte, son activos que conocemos a la perfección porque han sido parte del grupo .... verdaderamente (sólo estamos interesados) en distribución y comercialización", dijo Prado, añadiendo que presentarán una oferta vinculante a principios de noviembre.

E.ON ha recibido esta semana las ofertas vinculantes por su negocio en España, que fuentes dijeron podría captar entre 2.000 y 2.200 millones de euros. E.ON tiene unos 1.200 empleados en España y sus actividades incluyen incluyen centrales térmicas con 3,2 gigavatios y activos renovables por otros 1,1 gigavatios. El grupo cuenta con 688.000 clientes en España y opera una red de distribución de 32.000 kilómetros con un valor de activos regulados (RAB en inglés) de unos 800 millones de euros.