Publicado: 16.01.2014 12:38 |Actualizado: 16.01.2014 12:38

Eroski acuerda el canje de parte de su deuda con una quita del 30%

El grupo vasco de distribución, perteneciente a la cooperativa Mondragón, cambiar 660 millones de deuda perpetua, en poder de unos 30.000 inversores, por bonos a largo plazo

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

Eroski ha suscrito un acuerdo de intenciones con las entidades financieras para canjear las aportaciones financieras subordinadas (conocida como deuda perpetua) por bonos de vencimiento a largo plazo y un pequeño porcentaje de liquidez, informó la sociedad a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV). El canje supondrá una quita del 30%. Las aportaciones financieras del grupo Eroski, que alcanzan un importe de 660 millones de euros, están colocadas entre unos 30.000 inversores.

El acuerdo supone la entrega de un bono subordinado emitido por Eroski, cuyo valor nominal equivaldría al 55% del nominal actual de las aportaciones financieras subordinadas, con un vencimiento de 12 años desde el canje y con una remuneración anual de 300 puntos básicos sobre el Euríbor (12 meses). Además, el acuerdo recoge una compensación en efectivo del 15% del nominal actual del producto, que será entregado en el momento del canje.

La ejecución de canje de valores está supeditada a que Eroski obtenga de sus acreedores financieros los acuerdos de cuantas obligaciones legales y contractuales sean necesarias, así como a la autorización del canje y emisión por parte de la CNMV. Asimismo, pasa por la finalización del proceso de reordenación de la deuda financiera de Eroski, que, teniendo en consideración experiencias anteriores, podría culminar en los próximos nueve meses, así como a la aprobación del canje en la Asamblea General del grupo de distribución de Mondragón.

La cadena de distribución tiene una deuda bancaria de 2.500 millones de euros. A finales del pasado año, Eroski logró el respaldo "absoluto" de las entidades financieras a su plan estratégico de negocio, que culmina en 2016, para refinanciar su deuda por importe de 2.500 millones de euros. En concreto, el grupo de distribución consiguió el apoyo de las 22 entidades acreedoras a dicho plan de negocio con la refinanciación de su deuda. Eroski forma parte del grupo de cooperativo Mondragón, que a finales de 2013 sufrió un duro golpe con la suspensión de pagos de uno de sus buques insignia, el fabricante de electrodomésticos Fagor, ante la negativa del resto de cooperativas a aportar fondos para salvar el grupo.

El presidente de la firma, Agustín Markaide, se comprometió a seguir reduciendo el pasivo de la compañía, tras haberlo hecho en 1.200 millones de euros en los últimos cinco años. Para ello, Eroski abogó por la mejora del equilibrio económico financiero, con la generación de recursos procedentes de la actividad comercial, que se ha traducido en un resultado bruto de explotación (Ebitda) recurrente de 300 millones de euros anuales. Asimismo, el grupo de distribución, según explicaron las mismas fuentes, retomará la venta de activos inmobiliarios, que paralizó en 2011 con el 'bloqueo' del mercado inmobiliario en España.

Desde Eroski aseguraron además en ese momento el próximo pago a los suscriptores de las aportaciones financieras subordinadas, previsto para el próximo 31 de enero, ya que dicha retribución es independiente de los beneficios del grupo de distribución.