Público
Público

España enviará a Mali expertos en lucha antiterrorista y contra las drogas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España se ha comprometido hoy a enviar a Mali más expertos en la lucha contra el terrorismo internacional y el narcotráfico y a impulsar desde la Presidencia de turno comunitaria una "más estrecha" colaboración de la UE para controlar las bases de Al Qaeda en el norte del país.

Estos han sido los principales asuntos abordados por el ministro español del Interior, Alfredo Pérez Rubalcaba, en sendas entrevistas con los titulares malienses de Seguridad Interior y Protección Civil, general Sadio Gasama, y de Justicia, Maharafa Traore, y en su encuentro con el presidente del país, Amadou Tourami Touré.

En la rueda de prensa posterior a la reunión en el Ministerio de la Seguridad Interior, Rubalcaba dijo que España enviará en las próximas semanas a varios miembros del Centro Nacional de Coordinación Antiterrorista (CNCA), creado tras los atentados del 11-M en Madrid.

España también enviará "uno o dos expertos" del Centro de Coordinación del Crimen Organizado (CICO) especializados en la lucha contra el tráfico de drogas y de armas.

Tanto la UE, como España y Mali, tienen la "certidumbre" de que la organización Al Qaeda para el Magreb Islámico (AQMI) está utilizando la zona del Sahel -al norte de este país- como base de entrenamiento y de preparación para la realización de atentados en Argelia, explicó Rubalcaba.

"Debemos compartir la información y perseguir a AQMI e impedir sus ataques, que hoy son en Argelia pero se pueden extender al norte de África y Europa", subrayó el ministro.

Por su parte, Gasama explicó que ya ha pedido "a todos los países del Sahara que se unan a Mali en esta lucha, y que se coordinen las acciones".

En la reunión también se ha abordado la necesaria colaboración en el control de las migraciones, que utilizan la zona desértica del norte de Mali como vía de tránsito tanto hacia el norte como hacia la costa oeste de África.

Mali, país que carece de salida al mar, tiene más de 7.000 kilómetros de frontera, lo que dificultad enormemente su control.

España y Mali firmaron hace dos años unos acuerdos por los que el Gobierno español se comprometía a ayudar e instruir a la Policía maliense en tareas de control fronterizo.

El acuerdo se ha traducido en la formación de guardias fronterizos y en el suministro de vehículos todoterreno y motos, además de material informático para establecer un sistema de control de entradas y salidas del país.

Ambos ministros han subrayado que comparten desafíos y preocupaciones como la lucha contra el terrorismo, el tráfico de drogas, la inmigración ilegal y la protección civil, otro área en la que España ha acordado enviar a expertos para formar a los malienses en la administración de catástrofes naturales.

En materia de inmigración, los ministros han compartido su preocupación por el aumento del número de menores no acompañados que ha comenzado a emigrar de manera ilegal.

De hecho, Mali y España están trabajando desde hace tiempo en este asunto con la dificultad añadida de que se trata de un tema que es competencia de varios ministerios malienses; no obstante, ambos han acordado "acelerar al máximo los trabajos" sobre la materia.

A continuación, Rubalcaba acudió al Palacio Presidencial de Koulouba donde se reunió con el presidente Amadou Tourami Touré.

Rubalcaba también celebró un encuentro de trabajo con el ministro de Justicia, Maharafa Traore, quien también tiene competencias en los asuntos de principal interés para España.