Público
Público

España, el país de la OCDE donde más han crecido las desigualdades

El informe sobre distribución de ingresos entre 2007 y 2010 constata que la pobreza infantil ha aumentado en 16 de los países más ricos del mundo desde que estalló la burbuja financiera.

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

España fue el país donde más aumentaron las desigualdades en términos de ingresos disponibles en la OCDE entre 2007 y 2010, un periodo en el que esa evolución fue para el conjunto de los miembros más pronunciada que en los doce años anteriores. Además el informe revela que la pobreza infantil ha aumentado en 16 de los países más ricos del mundo desde que estalló la burbuja financiera.

La desigualdad de los recursos disponibles por familia, medida con el llamado coeficiente Gini, se agravó en 2,9 puntos porcentuales en el caso de España en esos tres años, según un informe publicado por la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE).

El segundo país con un movimiento más negativo fue Eslovaquia, con 1,4 puntos, y a continuación se situaron Francia y Suecia, con un agravamiento de 1 punto. Si únicamente se tienen en cuenta los ingresos del trabajo y del capital, y no los beneficios obtenidos por las políticas sociales, el mayor incremento de las desigualdades entre 2007 y 2010 se dio en Irlanda (con una diferencia de siete puntos), seguida de España (seis puntos), Estonia (cuatro) y Japón (tres).

En conjunto, para los 30 países de la organización sobre los que hay datos disponibles, el incremento de las desigualdades fue de 1,2 puntos en términos del coeficiente de Gini. Durante los tres años objeto del estudio, la caída de los ingresos de trabajo o de capital para las familias se situó en torno al 2% anual en términos reales en la OCDE.

'La caída de los ingresos de trabajo o de capital para las familias se situó en torno al 2%'Los descensos más pronunciados se registraron en Islandia, con un 12 % anual; Nueva Zelanda y Grecia, con un 8 %; Estonia y México, con un 6 % y España e Irlanda, con algo menos del 6 %. Por el contrario, las remuneraciones salariales y financieras se incrementaron en casi un 4 % anual en Polonia, en torno al 3 % en Chile y en porcentajes por debajo del 2 % en Eslovaquia, Alemania, Austria, Canadá, Suecia, Israel y Corea del Sur.

Las transferencias sociales sirvieron de colchón para amortiguar una gran parte del efecto de la caída de los ingresos entre 2007 y 2010. En 2010 un 11% de la población del conocido como el Club de los países desarrollados era pobre, es decir, sus ingresos eran inferiores al de la mediana, que separa al 50 % por arriba y por abajo. Además, el 10% de la población más rica en OCDE ganaba casi 10 veces más que el 10% más pobre. El informe también revela que los hogares más pobres tienden a perder más que los hogares más ricos. Así ha ocurrido en 21 de los 33 países.En 2010 un 11% de la población del conocido como el 'Club de los países desarrollados' era pobre

Las diferencias eran significativas entre los Estados donde había un mayor porcentaje de pobres -Israel (20,9 %), México (20,4 %), Turquía (19,3 %), Chile (18 %), Estados Unidos (17,4 %), Japón (16 %) o España (15,4 %)- y los que tenían menos, como República Checa (5,8 %), Dinamarca (6 %), Irlanda (6,4 %), Hungría (6,8 %) y Luxemburgo (7,2 %).
A la vista de estos datos, el secretario general de la OCDE, Ángel Gurría, subrayó 'la necesidad de proteger a los más vulnerables de la sociedad, especialmente mientras los gobiernos continúan la necesaria misión de poner bajo control el gasto público'.'Se tienen que diseñar políticas para promover el empleo y el crecimiento para garantizar la igualdad, la eficiencia y la inclusión', añadió Gurría, quien consideró 'esencial' reformar la fiscalidad para que se pague en su justa medida y se beneficie y se reciba el apoyo necesario.