Público
Público

España y otros tres países de la UE prohíben especular contra la banca

La CNMV impide, desde hoy y durante 15 días, las apuestas a la baja en la Bolsa contra 16 entidades. El rumor sobre la posibilidad de esta decisión provocó fuertes subidas en los mercados europeos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0
Comentarios:

España prohíbe, desde hoy y durante 15 días, las posiciones cortas en la Bolsa contra la banca, que es como se conoce en el mercado las apuestas a la baja contra un valor. Los ataques de los últimos días contra las entidades financieras europeas, por el temor del impacto de la crisis de la deuda en sus balances, han provocado una decisión inédita hasta la fecha, en la que varios países han acordado impedir las operaciones más especulativas, y que están en la raíz de las turbulencias en los mercados.

Junto a España, otros tres socios comunitarios, Francia, Italia y Bélgica, también han acordado prohibir las apuestas a la baja. La decisión se tomó ayer en una reunión de la Autoridad Europea de Valores y Mercados (ESMA), el organismo de la UE que agrupa a las diversas instituciones reguladoras del mercado, entre ellas, la Comisión del Mercado de Valores (CNMV).

Esta mañana, Alemania se ha mostrado favorable a esas medidas y cree que sería necesario aplicar una prohibición a nivel europeo, según informa Reuters.

La CNMV difundió a última hora de la noche un comunicado en el que explica que 'la situación de extrema volatilidad que atraviesan los mercados' obliga a 'revisar la operativa con el fin de asegurar el mantenimiento de la estabilidad financiera'. La medida entra en vigor 'con efectos inmediatos', y se mantendrá por un plazo de 15 días, 'pudiendo prorrogarse si se considerase necesario'.

La prohibición se aplica sobre las acciones, o cuotas participativas, de 12 bancos y cajas que cotizan en la Bolsa española (Santander, BBVA, Popular, Banesto, Bankinter, Pastor, Sabadell, Banco de Valencia, Caixabank, Bankia, Banca Cívica CAM), dos aseguradoras (Catalana de Occidente y Mapfre) y sobre las de Renta 4 y las de Bolsas y Mercados Españoles. En su comunicado, la CNMV señala que 'se entenderá por posición corta aquella que resulte en una exposición económica positiva ante una caída del precio de la acción'.

Los países que han tomado esta decisión son los que han sufrido más directamente los ataques de los especuladores contra el euro. En las últimas jornadas, el acoso se ha dirigido especialmente contra los bancos franceses. No son los únicos países con la prohibición de las apuestas a la baja. Grecia, Corea del Sur y Turquía la pusieron en marcha esta semana.

Tras la quiebra de Lehman Brothers, el organismo regulador de la Bolsa estadounidense, la SEC, acordó también la prohibición de posiciones cortas sobre sus entidades financieras. Más recientemente, Alemania prohibió en mayo de 2010, tras el primer rescate de Grecia, las ventas a corto contra las acciones de empresas alemanas, también contra los bonos públicos y los créditos para asegurar un impago de la deuda que se utilizan para especular contra la deuda de los países.

La ESMA, además, anunció que 'adoptará una posición firme' contra los que propaguen rumores falsos en el mercado, como los que han circulado en los últimos días sobre la rebaja de la calificación de la deuda de Francia (desmentido por todas las agencias de calificación) o los que han afectado al banco Société Générale y que han sido los detonantes de los ataques de las últimas sesiones.

El mercado ya anticipaba la decisión de prohibir las posiciones cortas, y eso explica en parte el comportamiento de las bolsas europeas en lo que estaba siendo otra jornada de infarto, dominada por la volatilidad. Tras una apertura al alza, los mercados estuvieron en rojo durante toda la mañana. A primera hora de la tarde se conoció la noticia que publicaba The New York Times, según la cual la autoridad reguladora de los mercados de valores europeos (Esma) habría planteado a los gobiernos la recomendación de prohibir las posiciones cortas. Los especuladores no esperaron a confirmar la noticia. Su apresurado cierre de posiciones cortas (con las que apuestan a la caída de los valores) hizo que los principales índices europeos se dispararan en poco más dos horas.

La más beneficiada por el rebote fue la Bolsa de Milán, que se anotó una subida del 4,10%. También se frenó en seco el acoso sobre los bancos franceses. Société Générale terminó subiendo un 3,70% frente a la caída del 14% del día anterior. El índice principal de la Bolsa de París, el Cac 40, subió un 2,89%. La Bolsa de Madrid se deshizo de los números rojos por primera vez en nueve sesiones. La de ayer fue la mayor subida desde el pasado 12 de enero, al ganar un 3,56% y reconquistar los 8.249 puntos.

Las subidas continuaron al otro lado del Atlántico: el Dow Jones subió un 3,9%, y el S&P 500 avanzó un 4,63. Los positivos datos del mercado laboral (una reducción en la estadística semanal de demandantes de subsidio de paro) animaron a los mercados de Wall Street. Sólo el miedo a que esto ocurra, junto con el contagio de los problemas de deuda europeos, a España e Italia ya le ha costado a las bolsas mundiales en torno a cuatro billones de dólares en lo que va de mes, según los datos publicados ayer por la agencia Reuters.

DISPLAY CONNECTORS, SL.