Público
Público

Estados Unidos registra un récord en compradores de armas el pasado diciembre

El FBI ha computado 2,8 millones de verificaciones de antecedentes en el mes de diciembre, único examen requerido para adquirir un arma en Estados Unidos

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El número de exámenes de verificaciones de antecedentes del FBI, control necesario para comprar armas estadounidenses, ha marcado un récord el pasado mes de diciembre. Tras la masacre de la escuela de Connecticut, parece haber aumentado el interés en la posesión de armamento para la autodefensa según constatan datos oficiales de la agencia policial federal estadounidense. 

El FBI informa que se han registrado 2,8 millones de gestiones para la verificación de antecedentes, superando ampliamente la marca de noviembre que cifraba la compra de armamento en 2 millones. La cifra del pasado mes ha sido un 49% superior a la de diciembre de 2011 que se situaba en 1,9 millones. Estos controles pertencen al Sistema Nacional Instantáneo de Antecedentes Penales (NICS)

La demanda de armas de fuego parece haber repuntado tras el incidente de la escuela primaria de Newtown. 'No han habido cambios en los procedimientos de verificación de antecendes que el FBI ejecuta, por eso se han visto afectadas las cifras' declaraba el portavoz del FBI, Stephen Fischer. 'Además, diciembre suele ser el mes donde se registran más controles, en parte debido a que en Navidad aumentan las ventas por los regalos' añadía Fischer. 

Sin embargo, las cifras no representan con exactitud  el número exacto de armas de fuego vendidas, ya que alguien que pasa por este examen tiene derecho a comprar múltiples armas de fuego. La verificación de antecedentes  no contempla la actividad de coleccionistas o la que puedan llevar a cabo otros miembros de la familia, la ley federal impone la verificación de antecedes sólo a las ventas comerciales con licencia federal. 

Los controles del FBI ascendieron a 19,6 millones en 2012, lo cual supone un récord anual y un incremento del 19% respecto a 2011. 

El debate sobre las armas en EEUU alcanzó su punto más álgido desde que el pasado 14 de diciembre Adam Lanza asesinase a 20 niños y 6 adultos en la escuela primaria de Sandy Hook, en Newtown, uno de los tiroteos escolares más mortales de la historia de EE.UU. Lanza también mató a su madre, propietaria de las armas utilizadas en la masacre.  

Según los expertos, el interés en las armas de fuego tiende a aumentar después de un tiroteo masivo, ya que los clientes temen por su seguridad personal y adquieren la preocupación de que los legisladores pudiesen prohibir su venta.

El presidente Barack Obama se ha comprometido a impulsar una nueva legislación e incluso una posible propuesta de prohibición de algunas armas semi-automáticas, este año mismo año.