Público
Público

Estoril destila color español en las pequeñas cilindradas

Publicidad
Media: 0
Votos: 0

El circuito portugués de Estoril destila color español por los cuatro costados tanto en los 250 c.c. como en los 125 c.c., en donde el pasado año se vivieron sendas victorias españolas de la mano de Alvaro Bautista y Héctor Faubel, ambos con motos Aprilia.

El inicio de temporada ha reflejado severos altibajos para ambos, pues Alvaro Bautista es uno de los principales aspirantes al título mundial del cuarto de litro y tras dominar la prueba de Jerez de la Frontera solo acosado por el italiano Marco Simoncelli (Gilera), a la postre ambos rodaron por los suelos en la última vuelta de Jerez, por un problema mecánico del piloto de Talavera de la Reina.

Bautista es undécimo en la clasificación, pero en Estoril espera poder dar un giro a su situación en la tabla del campeonato, pues la pista lusitana se le da bastante bien y no en vano cuenta por victorias sus dos últimas intervenciones, la primera de ellas en el octavo de litro y la segunda ya en los 250 c.c.

Pero Alvaro Bautista no lo tendrá nada fácil, ya que ante sí estarán el italiano Mattia Pasini (Aprilia), líder de la clasificación provisional del mundial y ello en su primer año tras cambiar de cilindrada, además del finlandés Mika Kallio (KTM), sin olvidar al resto de españoles con opciones, como es el caso de Héctor Barberá (Aprilia), Alex Debón (Aprilia) o Julián Simón (KTM).

La prueba del cuarto de litro promete ser interesante, no solo por la igualdad entre sus contendientes, sino también por el enfrentamiento abierto entre algunos de ellos, como por cuanto se refiere a Barberá y Debón, pues a este último se le fue un poco la mano con el primero al final de la carrera de Jerez, en lo que interpretó como una actuación antideportiva durante la prueba.

Aunque todo se olvidó rápidamente, seguro que ambos buscarán "hablar en la pista", lo mismo que Héctor Faubel, quien llega a Estoril con ganas de lograr un buen resultado, pues aquí, durante la pretemporada, ya consiguió rodar a un ritmo muy rápido, después de ganar la prueba de 125 c.c. en 2007 y ser segundo las dos veces anteriores.

Mucho más igualado, como se presumía y como así ha sido, se prevé la carrera de los 125 c.c., en donde no existe a día de hoy un líder claro y sí no pocos aspirantes a la victoria a cada gran premio.

Si en Qatar la victoria le correspondió a un bravo Sergio Gadea (Aprilia), una caída le dejó fuera de carrera en Jerez de la Frontera, mientras que a su compañero de equipo y campeón mundial, el húngaro Gabor Talmacsi, le apeó de la misma la fragilidad de su Aprilia RSA para dar la victoria al italiano Simone Corsi, quien se colocó líder merced a su séptima plaza en Losail.

Aquí, en el octavo de litro, las apuestas, de realizarlas, deberían ser mucho más abiertas, con hasta ocho o diez pilotos con opción de vencer, ya sea por medio del alemán Stefan Bradl, el británico Bradley Smith o su compatriota Soctt Redding, el francés Mike di Meglio o los españoles Nicolás Terol, segundo en Jerez, o Sergio Gadea, Joan Olivé y hasta Pablo Nieto, quien en el trazado andaluz rozó el podio de la cilindrada en el último año en el que podrá estar en la misma por cumplir la edad máxima permitida.